La mochila de Lola

Espacio para disfrutar de la información,
la belleza y la cultura.

El aguacate

El aguacate es originario de México, Colombia y Venezuela. Los primeros españoles que llegaron a América bautizaron a este fruto con el nombre de "pera de las Indias", dada su semejanza externa con las peras españolas. En otros lugares se conoce como pera lagarto, lo que refleja su forma y la apariencia de su piel. La palabra aguacate proviene de la palabra azteca "ahuacatl".

Mucha gente duda si el aguacate es fruta o vegetal ya que se consume habitualmente con vegetales. Actualmente el aguacate está considerado una fruta.

El aguacate es la fruta de la persea americana, un árbol de hoja perenne cuya altura puede llegar hasta 20 metros.

Los aguacates varían en peso de 225 gramos a 2 kilos, dependiendo de la variedad. La porción comestible del aguacate es su carne de color amarillo-verde, que tiene una textura suave, la consistencia de la mantequilla y un sabor que recuerda a la nuez y la avellana. La piel y el hueso del aguacate no son comestibles.

Historia del aguacate

Los aguacates son nativos de América Central y Sudamérica y han sido cultivados en estas regiones desde el año 8000 AC. En la mitad del siglo XVII, fueron introducidos a Jamaica y se extendieron por las regiones tropicales de Asia a mediados del siglo XIX.

El cultivo en Estados Unidos, específicamente en la Florida y California, se inició en el siglo XX. Aunque los aguacates son cultivados en la mayoría de países tropicales y subtropicales, los grandes productores comerciales son los Estados Unidos (Florida y California), México, República Dominicana, Brasil, Colombia, Australia, Israel, China, Kenia, Sudáfrica y España.

Tipos del aguacate

Las variedades que más se comercializan en los puntos de venta son: Hass (la más conocida y comercializada; de pequeño tamaño, rugoso y de piel oscura y pulpa amarilla. Se produce en México y en España, concretamente en Andalucía), Bacon (la variedad más temprana, de color verde brillante y muy cultivada en España), Cocktail o dátil (alargado y sin hueso central, de sabor fino y delicado; se cultiva en Israel, España y se comercializa sobre todo en Francia), Fuerte (en forma de pera sin brillo y de piel fina, áspera y sabor exquisito, con un peso aproximado de 250 gramos; cultivado en Israel, Kenia, Sudáfrica y España) y por último, la variedad Pinkerton (alargado y con forma de pera, de piel rugosa y sabor agradable, cultivado en Israel).

Aguacate bacon

El aguacate bacon es una variedad de aguacate de piel verde y buena calidad. El aguacate Bacon es un tipo de aguacate de tamaño mediano que está disponible desde finales del otoño hasta la primavera. El aguacate bacon tiene forma ovalada, semillas grandes y se puede pelar fácilmente.

El bacon es un aguacate de tamaño medio que pesa entre 170 y 340 gramos. Su piel es fina y su carne de color amarillo verdoso. Cuando está maduro, el aguacate bacon permanece verde, oscureciéndose sólo un poco.

Aguacate fuerte

El aguacate fuerte, se cosecha desde finales del otoño hasta la primavera, el fuerte es el aguacate original de California.

El aguacate fuerte tiene forma de pera y semillas de tamaño medio, se puede pelar fácilmente y tiene un excelente sabor.

El tamaño del aguacate fuerte mayor que el de otros tipos de aguacates y su peso oscila entre 141 y 400 gramos. La piel del aguacate fuerte es suave y verde, manteniéndose verde cuando está maduro. La carne de esta variedad de aguacate es de color verde pálido.

Aguacate hass

Lo más distintivo del aguacate hass es que su piel que cambia de verde a púrpura oscuro cuando está maduro. La hass es la variedad de aguacate que se cultiva principalmente en California.

El aguacate hass es de forma ovalada y semillas pequeñas, se puede pelar fácilmente y tiene un excelente sabor. El aguacate hass tiene un tamaño entre medio y grande y su peso oscila entre 140 y 340 gramos. La piel de este tipo de aguacate es rugosa pero flexible y se oscurece al estar maduro.

Aguacate: beneficioso para la salud

El aguacate es un alimento beneficioso para nuestra salud. Ayuda a mantener el corazón saludable, mejora la absorción de carotenoides y sus fitonutrientes ayudan a prevenir el cáncer oral y otros tipos de cánceres.

El aguacate contiene ácido oleico, una grasa monoinsaturada que puede ayudar a reducir el colesterol. 

El aguacate es un alimento rico en potasio, un mineral que ayuda a regular la presión arterial. La ingesta adecuada de potasio puede ayudar a prevenir enfermedades del aparato circulatorio, como la presión arterial alta, enfermedades cardíacas o accidentes cerebrovasculares. De hecho, las dietas que contienen alimentos que son buenas fuentes de potasio y son bajas en sodio pueden reducir el riesgo de hipertensión arterial e infarto.

Una taza de aguacate tiene el 23% del valor diario de ácido fólico, un nutriente importante para la salud del corazón.

El aguacate es un alimento que tiene una alta concentración de carotenoides luteína y también contiene cantidades apreciables de carotenoides relacionados (zeaxantina, alfacaroteno y el betacaroteno), además de una importante cantidad de tocoferoles (vitamina E).

Los carotenoides son liposolubles, lo que significa que la grasa debe estar presentes para asegurarse de que estos carotenoides bioactivos serán absorbidos en el torrente sanguíneo.

Disfrutar de unas rebanadas de aguacate en tu ensalada, o mezclar un poco de aguacate picado en tu salsa favorita, no sólo añadirá un sabor rico y cremoso, sino que aumentará considerablemente la capacidad del cuerpo para absorber los carotenoides que las verduras proporcionan. Esto mejorará tu estado de salud.

Dado que los aguacates contienen una gran variedad de nutrientes, entre los que se incluyen vitaminas, minerales, así como grasas monoinsaturadas saludables el corazón, comer un poco de aguacate con verduras ricas en carotenoides y frutas es una excelente manera de mejorar la capacidad de su cuerpo a absorber los carotenoides, mientras que también se reciben otros los beneficios nutricionales y el sabor.

Investigaciones indican también que los aguacates Hass pueden inhibir el crecimiento del cáncer de próstata. Los aguacates hass tienen el mayor contenido de luteína entre las frutas de consumo común, así como grandes cantidades de carotenoides relacionados (zeaxantina, alfacaroteno, y betacaroteno). La luteína representa el 70% de los carotenoides medidos, y el aguacate también contiene cantidades significativas de vitamina E.

El aguacate es un fruto que generalmente se emplea a modo de hortaliza o verdura, de sabor delicado y de fácil consumo, rico en grasas monoinsaturadas, antioxidantes y minerales; aliadas de nuestra salud. Teniendo en cuenta dichas propiedades nutritivas, es muy recomendable para todos los segmentos de la población: niños, jóvenes, adultos, deportistas, mujeres embarazadas, madres lactantes y personas mayores.

La vitamina E, como antioxidante, contribuye a reducir el riesgo de múltiples enfermedades, entre ellas, las cardiovasculares, las degenerativas e incluso el cáncer. Además, por su riqueza en magnesio y potasio y bajo aporte de sodio, resulta muy recomendable para aquellas personas que sufren de hipertensión arterial o afecciones de vasos sanguíneos y corazón y para quienes tienen bulimia o toman diuréticos que eliminan potasio. Su contenido de potasio deberán tenerlo en cuenta las personas que padecen de insuficiencia renal y que requieren de dietas controladas en este mineral.

En épocas de ansiedad y estrés, el aguacate debe ser también un básico en la despensa, al contener vitamina B6, que trabaja para un correcto funcionamiento del sistema nervioso. Además, es una buena fuente de ácido fólico, siendo muy aconsejable para las mujeres embarazadas.

El aguacate nos aporta energía, ayuda a disminuir la inflamación de las articulaciones y estabiliza en ritmo cardíaco, por lo que es muy recomendable para los deportistas

La grasa que contiene el aguacate no es perjudicial como algunos suelen pensar. Los aguacates son uno de los mejores alimentos que un deportista puede consumir, porque les aporta una gran cantidad de energía.

A su vez, ayuda en el crecimiento y la reparación de la masa muscular por contener una buena cantidad de proteínas, potasio y zinc, más que los plátanos. Su aporte en grasas “buenas” hará mejorar los niveles de testosterona de manera natural.

También disminuyen la inflamación de las articulaciones (está recomendado para los casos de artritis) y ayudan a reparar los cartílagos gracias a los ácidos grasos esenciales y las vitaminas del grupo E. Permiten sentirnos saciados por más tiempo por su aporte de fibras solubles e insolubles, ralentizando la descomposición de los carbohidratos. La gran cantidad de ácido oleico activa las zonas del cerebro que nos hacen sentir “satisfechos”.

Como si fuera poco, el aguacate mejora el sistema inmunológico gracias a su alto contenido de carotenoides. La luteína, otro de sus compuestos, actúa como un antioxidante y protege las enfermedades de la vista. Lo bueno es que esta fruta se puede consumir cruda con ensalada, con vegetales, sola, con tostadas, etc.

El aguacate también tiene buenos efectos para la estética, previniendo el envejecimiento de la piel y protegiendo tu cabello. Lo puedes aplicar como sin fuera una mascarilla en el rostro, para mejorar las lesiones por quemaduras de sol y también para atenuar las arrugas.

En la medicina tradicional se le aplican varias propiedades a los aguacates, sobre todo, afrodisíaco y antidiarreico. Se utilizan para estos casos las semillas, las hojas y hasta la corteza. Pero no sólo para estos dos objetivos, sino también para aliviar la disentería y evitar la calvicie.

Composición nutricional por 100 gramos

Kca: 134
Hidratos de carbono: 1,3 g.
Proteínas: 1,3g.
Grasas: 13,8g.
Agua: 79 g.
Fibra: 2,4g.
Sodio: 4 mg.
Potasio: 320 mg.
Magnesio: 18 mg.
Vit B6: 0,26 mg.
Vit B9: 9 µg.
Vit. E: 2,27 mg.
Vit. A: 19 µg.

Cómo seleccionar y almacenar aguacates

Un aguacate que está maduro y listo para comer, debe de estar un poco blando, pero no debe tener manchas oscuras o grietas. Si el aguacate está ligeramente abultado, en vez de redondeado en la parte superior, probablemente se habrá recogido del árbol estando maduro y tendrá mejor sabor. Un aguacate menos maduro puede ser madurado en casa y será menos probable que tenga moretones. 

Un aguacate poco maduro, madurará en una bolsa de papel o en una cesta de fruta a temperatura ambiente en unos pocos días. Cuando la fruta esté madura, la piel se volverá más oscura. Los aguacates no se deben refrigerar hasta que estén maduros. Una vez maduros, pueden mantenerse refrigerados hasta una semana. Si quieres refrigerar un aguacate entero, lo mejor es no cortarlo para evitar el oscurecimiento que se produce cuando la carne del aguacate se expone al aire.

Si has utilizado parte de un aguacate maduro, es mejor guardar el resto en el refrigerador. Consérvalo en una bolsa de plástico, envuélvelo con papel de plástico, o colócalo en un plato y cúbrelo con plástico. Rociar la superficie expuesta con zumo de limón ayudará a prevenir el oscurecimiento que puede ocurrir cuando la carne se pone en contacto con el oxígeno del aire.

El aguacate está maduro si al sacudirlo se nota que el hueso se mueve o cede a la leve presión con el dedo. Si no está del todo maduro, se debe dejar a temperatura ambiente durante el tiempo necesario, 1-3 días. Su proceso de maduración puede acelerarse si se envuelve en papel de periódico junto con una manzana o un plátano.

Si por el contrario el aguacate está en su punto de sazón, para detener la maduración se ha de guardar en la parte menos fría de la nevera (no a menos de 6ºC ).

El aguacate se puede congelar. Para ello, hay que extraer la pulpa, aplastarla bien y mezclarla con un poco de zumo de limón.

Para su degustación, se ha de abrir justo antes de su consumo, ya que la pulpa se ennegrece con rapidez. Esto se puede evitar rociándola inmediatamente con zumo de limón. Por otro lado, si al consumirlo sólo empleamos una mitad, la que sobra se puede conservar en óptimas condiciones para el día siguiente dejándole el hueso, rociada con zumo de limón en la nevera y protegida con papel film o en un recipiente de cierre hermético.

Consejos para preparar aguacates

Usa un cuchillo de acero inoxidable para cortar el aguacate por la mitad longitudinalmente. Suavemente gira las dos mitades en sentido contrario. Retira el hueso del aguacate con una cuchara o con la ayuda de un cuchillo.

Coloca las mitades boca abajo, pélalas y córtalas en rodajas. Si la carne es demasiado blanda para cortarla en rodajas, usa una cuchara a lo largo de la parte interior de la piel y saca con ella la carne del aguacate. Puedes evitar el oscurecimiento natural de la carne del aguacate que se produce por la exposición al aire con un poco de limón o vinagre.

¿Y la semilla del aguacate?

Además de la pulpa, se pueden consumir otras partes del aguacate, como puede ser la semilla. Aunque pueda parecer un poco extraño ya que es de gran tamaño, lo cierto es que molida y usada para diferentes preparaciones, sean crudas o cocidas, te ayudarán en varios aspectos.

La semilla del aguacate contiene compuestos fenólicos que sirven para prevenir úlceras intestinales y también infecciones bacterianas o virales. Al contener flavonol, no permite el crecimiento de los tumores. También sirve para fortalecer el sistema inmune y evitar las enfermedades debilitantes, así como el envejecimiento prematuro. Los que sufren artritis y otras dolencias similares han encontrado en la semilla de este fruto un gran aliado para sus dolores.

Su aceite le brindará un brillo superior al cabello y también servirá para curar y tratar la caspa. También tiene un efecto rejuvenecedor, aumentando el colágeno de la piel, para una apariencia más tersa y sin arrugas.

Rallar, tostar y beber las semillas de aguacate en té controla los ataques de asma y según la medicina QiGong, nos ayuda a sentirnos en armonía y con energía. La semilla de aguacate se puede consumir seca, rallada, tostada en ensaladas, infusiones, batidos, licuados o sola (aunque tiene un ligero sabor amargo).

Trucos para cocinar con aguacate

El aguacate se utiliza más como una hortaliza que como una fruta. Para abrirlo, hay que cortarlo longitudinalmente hasta el hueso, dándole la vuelta completa al fruto. Seguidamente girar las mitades en sentido contrario una de otra hasta que se desprenda el hueso de una de ellas.

Carece de sabor dulce, lo que le permite combinar adecuadamente con numerosos platos.

Fresco; relleno de jamón, de cangrejo...También se suele consumir ligeramente cocido y en puré. La pulpa del aguacate se emplea a menudo como si fuera mantequilla, una vez machacada y aliñada con limón y aceite.

El guacamole es una preparación a base de la pulpa de aguacate machacada, a la que le añaden pimientos, cebollas, especias, tomate y zumo de limón. También se elaboran zumos, batidos e incluso sopas de aguacate. En Zaire se obtiene una especie de cerveza de aguacate, empleando esta fruta como materia prima.

Cuando elaboremos platos con aguacates, no debemos olvidar que la sal debe echarse en el momento de ir a comerlos, pues si se pone con anticipación, esto hace que los aguacates se oscurezcan. Así mismo, no es bueno cocerlo, ya que se vuelve amargo de sabor, aunque si se puede calentar.

Recetas con aguacates

https://cookpad.com/es/buscar/aguacate

http://www.buzzfeed.com/tashweenali/29-recetas-de-aguacate-super-faciles#.ra48g1N5q

http://www.gallinablanca.es/recetas/aguacates/