La mochila de Lola

Espacio para disfrutar de la información,
la belleza y la cultura.

El cava

Tipo de vino espumoso con burbujas de gran calidad que se elabora por medio de una segunda fermentación en la propia botella que llega al consumidor y en la que se forma el gas carbónico natural.

Está arraigado fundamentalmente en la comarca catalana del Penedés (Sant Sadurní de Noya). No obstante, la Denominación de Origen españoles comprende un total de 155 municipios y unos 280 bodegas, en su mayoría en Cataluña, aunque también existen una treintena de municipios en la Rioja y dos en Navarra.

La principal diferencia del cava con el champán francés es en el tipo de uva que permiten sus respectivos consejos reguladores. Para el cava las uvas fundamentales son: Macabeu, Xarel.lo, Parellada, Morastrell y Garnacha (también autorizadas están: Subirat o Malvasía Riojana y Chardonnay (blancas) y las variedades Pinot Noir y Trepat (para rosados).

Tipos de cava

Surgen de la cantidad de azúcar que se le añade al vino durante la segunda fermentación que oscilan en los 0 y 50 gramos de azúcar por litros. Esta es la escala de gramos de azúcar/litro:

Tipo Gramos azúcar/litro
Brut Nature 0 a 3
Extra Brut 0 a 6
Extra Seco 12 a 20
Seco 17 a 35
Semiseco 33 a 50
Dulce Más de 50

Consumo

Debe servirse muy frío, a una temperatura de 4° a 6°C. Si se inclina ligeramente al abrir la botella se evitará derramarlo. Debe servirse en copas alargadas. Una vez abierta una botella, si se desean mantener las burbujas meter el rabo de una cucharita dentro de la botella, dejando fuera la parte ancha.

El cava (al igual que el champán) de calidad posee unas burbujas finas y no excesivamente abundantes, también es claro y brillante.

Es una bebida imprescindible en la Navidad y año nuevo. En España no hay nochevieja o fiestas navideñas sin una botella. Así mismo, está presente en las grandes celebraciones. En Cataluña se está creando en torno a este producto un mon del cava.

Recetas con cava

Hay muchas recetas que pueden hacerse con este vino espumoso y burbujeante: salmón, langostinos, sangría de cava, pollo...