La mochila de Lola

Espacio para disfrutar de la información,
la belleza y la cultura.

Grecia es un país europeo que se encuentra en la zona sureste del continente; lleva por nombre oficial República Helénica y forma parte de la Unión Europea. Se caracteriza por su gran contenido histórico que data de los primeros siglos de la humanidad, su desarrollo del arte y la cultura así como su trascendencia en el tiempo.

Grecia es un estado de la Europa meridional al Sur de la península de los Balcanes. Además de una parte continental, comprende las islas Jónicas, la de Creta y casi todas las del mar Egeo. Limita al Norte con Yugoslavia y Bulgaria; al Este con Turquía europea y con el mar Egeo; al Sur con el Mediterráneo; al Oeste con el mar Jónico; y al Norte con Albania.

El litoral de Grecia presenta muchos entrantes y salientes, de tal suerte que, siendo la más pequeña de las penínsulas meridionales de Europa, es la que tiene mayor longitud de costas.

El Canal de Corinto separa al Peloponeso del resto del país al que queda unido únicamente por un puente  Del Pindo o sierra helénica (cordillera que atraviesa Grecia de norte a sur), parten numerosas ramificaciones que forman los macizos del Otris y el Olimpo.

El Ática y la Argólida se prolongan a su vez por sartas de islas como la de Eubea, las Espóradas, las Cícladas, etc. Los ríos principales son el Aspropótamos, el Struma, el Vardar y el Maritza. El clima, cálido y seco en general, es saludable.

En el país viven alrededor de once millones de habitantes que conforman una sociedad muy homogénea, donde la mayoría habla el idioma griego y practica el cristianismo ortodoxo.

Grecia tiene una economía capitalista mixta. El turismo es la principal fuente de divisas y posee una agricultura autosuficiente, excepto en los productos lácteos, carnes y piensos para animales.

La construcción naval es también un sector importante que genera muchos ingresos; Grecia posee una de las flotas mercantes más grandes del mundo. Las empresas griegas tienen muchas dificultades para penetrar en el mercado europeo a causa de su tamaño (empresas muy pequeñas) y de los elevados costes del transporte.

Sin embargo el país exporta trigo, cebada, maíz, tabaco y frutas al resto de la UE. El comercio con la Unión Europea constituye el 65% del total de los intercambios comerciales. Otros socios comerciales de Grecia son: Arabia Saudí (petróleo) Japón y los Estados Unidos.

Atenas, la capital, es la ciudad más poblada del país. Otras ciudades como Salónica, El Pireo, Patras, Heraclión y Lárisa, son centros políticos, económicos y culturales a nivel regional.

Grecia es un interesante destino turístico que destaca por la gran cantidad de historia que alberga en sus diferentes ciudades, pudiendo visitar Atenas, su capital, u otras interesantes ciudades como Corfú, Delfos, Creta, Macedonia, Mykonos, Rodas y muchas más.

Las posibilidades son tantas como variadas, prácticamente para todos los gustos, desde las actividades culturales a las festivas, pasando por la práctica de cualquier deporte de invierno o verano, las estancias en las playas, en los balnearios, las salidas nocturnas, el turismo rural, las fiestas populares, etc.

Grecia ofrece una exótica imagen de pintorescas casas blancas, impactante mar azul, antiguos palacios y criaturas míticas.

Sus contribuciones a la filosofía, ciencia y artes se han expandido a todo el mundo y le han dado el título de cuna de la civilización occidental.

Si viajas a Grecia, puedes disfrutar de espléndidos días de playa, explorar el campo y museos, maravillarte ante sitios antiquísimos y disfrutar de la maravillosa comida griega.

Durante las noches, disfruta de la luz de la luna y de las fiestas que duran hasta el amanecer. No importa qué sea lo que estés buscando, es probable que puedas encontrarlo en Grecia.

Los hoteles en Grecia varían de los más lujosos y sofisticados a pequeños chalets y alojamientos muy asequibles. Se recomienda reservar con antelación si planeas viajar durante la estación alta en el verano.

En Atenas podrás encontrar una fascinante variedad de restaurantes y clubes nocturnos. Lo más recomendable si la visitas durante un par de días es acudir a sitios como el Partenón de la Acrópolis.

Una corta travesía en ferry desde Atenas te llevará la espectacular isla de Santorini, la paradisíaca y animada Mykonos, y Creta un poco más al sur, con las interesantísimas ciudades de Hania y Cnosos.

El área que rodea a Atenas, conocida como Attica, se caracteriza por sus tranquilas playas y las pendientes boscosas de los montes Hymettus, Pentélico y Parnaso.

Si viajas rumbo al noroeste, hacia el interior, el paisaje combina planicies fértiles con plantaciones de tabaco y algodón, así como montañas accidentadas con pequeñas villas que permanecen intactas y balnearios de esquí invernal.

Existen muchas otras atracciones en el resto de Grecia, y una de las más populares es Delfos. Esta antigua ciudad simbolizaba el centro de Grecia y se encuentra en lo alto del Monte Parnaso.

Muchos de los turistas que viajan a Grecia disfrutan de la visita a Olimpia, cuna de las olimpiadas. Esta notable ciudad se sitúa en el Valle del Peloponesio, a 200 kilómetros al oeste de Atenas. Aquí podrás contemplar magníficos edificios como el hipódromo y el imponente templo de Zeus.

La primavera (abril-junio) y el otoño (septiembre-octubre) son las mejores temporadas para visitar Grecia. Los veranos (junio-agosto) son calientes y secos, mientras que los meses de invierno (noviembre-marzo) son lluviosos y la mayoría de la infraestructura turística permanece cerrada.

Las condiciones en primavera y otoño son ideales y el clima es muy agradable (16-28°C). Es fácil encontrar hospedaje a buenos precios, y muchas de las playas y sitios de interés no registran un alto número de visitantes.

Los inviernos son templados en el sur (6-16° C), pero suelen ser fríos en el norte (0-6° C) e incluso puede nevar en las montañas de Creta y Evia. Ocasionalmente nieva en Atenas. De noviembre a marzo es la estación lluviosa, aunque los días suelen ser soleados en gran parte y muchos prefieren la tranquilidad de esta temporada.

Grecia es una república parlamentaria, la monarquía fue rechazada por referendo el 8 de diciembre de 1974.

Grecia va una hora de adelanto con respecto a la España peninsular. Es decir que si en España peninsular son las 11:00 en Grecia serán las 12:00. Los cambios de horario verano / invierno se producen a la misma hora en ambos países.

Qué ver en Grecia

Las islas griegas, con 1.300.000 habitantes, se dividen en varios archipiélagos: Cycladas, Dodecaneso, Jónicas, Espóradas, islas del Norte del Egeo y las del Golfo Sarónico.

Las islas griegas constituyen en total un hermoso mosaico de más de 2.000 islas, de las que sólo unas 200 están habitadas. Una isla griega significa un paraíso para el viajero que desea vivir la esencia de la civilización occidental.

Cada isla griega tiene su peculiar arquitectura, mitología y amable hospitalidad. Cada isla un sueño, o mejor, un deseo hecho realidad.

En medio del mar Egeo, las más famosas de las islas griegas, las Islas Cícladas. Desde tiempo inmemorial la historia de Grecia pasa a través de ellas. Desde la tranquilidad de Kea hasta la animada Mykonos, las playas de fina arena de Milos o las impresionantes cornisas volcánicas de Santorini, una veintena de islas se ofrecen al navegante.

Las islas griegas Cycladas (Cicladas) son las siguientes: 

Kea, Kithnos, Serifos, Sifnos, Milos, Kimolos, Siros (Syros), Paros, Antiparos, Naxos, Andros, Tinos, Mykonos (Miconos o Mikonos), Delos (Dilos), Ios, Folegandros, Sikinos, Anafi,Amorgos, las pequeñas Cicladas (Donousa y Kufonisia), y Santorin (Thira o Fir)

Las Islas Jónicas del Mar Jónico

De Corfú a Zante, el viajero será seducido por la variedad del paisaje. De una belleza sin par, estas fértiles y montañosas islas les ofrecen excelentes fondeos. El sur, más árido, presenta una costa más rasa, bordeada de playas y de lagunas.

Un clima muy clemente, acompañado de vientos regulares y moderados, hace de esta región una de las más bellas zonas de Grecia.

Las islas griegas del Jónico o Jónicas son: 

Corfú (Korfú, Kérkyra o Kérkira), Paxos, Anti Paxos, Lefkada (Lefkas ó Leucade), Meganisi, Kefaloniá (Cefalonia), Ítaca (Itaka o Ithaki), Zakynthos (Zante o Zakinthos) y Kythira (Citera o Kithira

Las Islas Sarónicas (Golfo Sarónico)

De Atenas a Hydra, el Golfo Sarónico está salpicado de lugares arqueológicos, de puertos y pueblos típicos. Encontraréis todos los tipos de paisajes marinos del país, altas montañas desplomándose sobre el mar, costas de bajo relieve cubiertas de arbolado o rocosas y áridas.

Las Islas Sarónicas son:

Hydra (Ydra, Hidra, Idra), Egina(Aegina), Poros y Spetses (Speches o Spetsai)

Las Islas Egeas del Norte

Esta agrupación de islas llamada Islas Egeas del Norte están situadas al norte del mar Egeo, frente a la costa de Turquía. Son de aquellos lugares muy especiales donde el turismo masivo aún no ha puesto su mira, y que por tanto mantienen toda su tradición, belleza, timidez y autenticidad.

Aún sin gran infraestructura hotelera y con una comunicación por aire y mar fluida, ofrecen todos los ingredientes para unas excelentes vacaciones.

Este archipiélago está formado por islas como Ikaría, pequeña isla montañosa en la que resuena el mito del primer intento que hizo el hombre por volar; Lesvos o Mitilini, isla de gran tamaño que ofrece buenas playas y paisajes rurales; la isla de Limnos, que aunque árida ofrece tranquilidad y bellos paisajes;  la isla de Samos, una de las mejores y situada frente a Efeso en Turquía y, finalmente, la isla de Chios, una de sus joyas más ocultas y aún por descubrir.

En Atenas

La capital de Grecia está dominada por la histórica colina de la Acrópolis, donde se ubica el Partenón de 2400 años de antigüedad es uno de los monumentos más famosos en todo el mundo.

Acrópolis

La Acrópolis de Atenas puede considerarse la más representativa de las acrópolis griegas.

La acrópolis era, literalmente, la ciudad alta y estaba presente en la mayoría de las ciudades griegas, con una doble función: defensiva y como sede de los principales lugares de culto.

La de Atenas está situada sobre una cima, que se alza 156 metros sobre el nivel de mar. También es conocida como Cecropia en honor del legendario hombre-serpiente, Cécrope, el primer rey ateniense.

En los alrededores se encuentran el Teatro de Dionisio y el restaurado Odeón de Herodes Ático, un magnífico teatro al aire libre en donde se celebran el Festival Helénico y el Festival de la Luna Llena de Agosto.

Teatro de Dionisio

Desde la segunda mitad del siglo V a. C., una de las más importantes creaciones arquitectónicas es el teatro y uno de los ejemplos más importantes de este tipo de edificios es el Teatro de Dioniso, construido durante el siglo IV a. C.

Los actores estaban colocados en una plataforma, había una parte inferior donde se cambiaban de indumentaria y los espectadores se colocaban en la pendiente de la cima de una montaña, lugar donde se acostumbraban a construir los teatros.

Al fines del siglo V a. C. fueron substituidas las primitivas plataformas de madera por graderías de piedra. En la parte central de las primeras gradas había 67 asientos que fueron realizados posteriormente, en mármol decorado y estaban reservados para los sacerdotes.

Las ruinas de la antigua Ágora y el Museo de Ágora son también de gran interés. 

Torre de los Vientos

El Ágora de Atenas, situada entre la Acrópolis y el barrio de Monastiraki, esta antigua plaza es testigo de la emblemática democracia griega, en el año 600 a.C.

Explorarla es remontarse a una historia remota pero fuertemente ligada con nuestro presente. Entre sus muchos monumentos, la Torre de los Vientos y el Monumento de los héroes epónimos merecen particular atención.

Templo de Poseidón

El templo de Poseidón del cabo Sounion tiene su primera mención nada menos que en la Odisea, la epopeya homérica que relata la travesía de Odiseo al regreso de la Guerra de Troya. Allí se lo describe como el punto en el que Menelao detiene su marcha, también a la vuelta de Troya, para enterrar el cuerpo de Phrontes Onetorides, su fiel asistente.

Las magníficas vistas que pueden obtenerse desde la cima de la colina hacen de este lugar un paseo típico de los habitantes de Atenas. Esto le da el valor agregado de ser un sitio en el que podemos entrar en contacto con la cultura actual de los atenienses, además de remontarnos a un lejano pasado, en el que la fuerza de los hombres levantaba majestuosos monumentos para honrar a los dioses.

Fue en el siglo VI a.C. cuando se realizó la edificación, y el resultado se convirtió en uno de los lugares de culto más importantes de Ática.

Actualmente, se observan en el templo fuertes influencias de estilo Dórico, que en realidad se superponen al estilo Clásico del santuario original, que fue reconstruido considerablemente.

El centro de la Atenas moderna, particularmente Kolonaki, tiene tiendas de diseñadores, sofisticados restaurantes y hoteles de clase internacional. La ciudad tiene una vibrante vida nocturna.

En Atenas son muy numerosas las manifestaciones culturales, deportivas o simplemente dedicadas a la diversión. En los meses estivales se celebra el Festival de Atenas, una importante muestra cultural llena conciertos, representaciones teatrales, ópera, etc.

Son muy numerosos los locales de diversión (discotecas, salas de fiesta, cafeterías, pubs, casinos, cines, teatros) y es muy agradable un recorrido por los barrios de Plaka o Monastiraki, dos típicos barrios situados en la falda de la Acrópolis, en los que se puede disfrutar de un espectáculo en alguna taberna típica; además hay un concurrido rastro en Monastiraki o, si se prefiere, visitar las tiendas.

Plaká

Plaká es uno de los barrios más antiguos de la ciudad de Atenas, al que se accede cruzando la avenida Amalias e ingresando por calle Lyssicratous. Hoy en día es una de las áreas más concurridas, coloridas y populares de Atenas, con calles estrechas, pequeñas plazas, tabernas al aire libre y gran cantidad de tiendas.

Sus edificios datan de la época de ocupación otomana, una suerte de urbanización sin planificación, en reemplazo de la típicamente grecolatina anterior, con calles en pendiente y semejantes a laberintos.

El barrio de Plaka tiene la característica de que la circulación de coches está restringida, lo que la convierte en el sitio ideal para pasear y comprar con toda tranquilidad. Plaka, sin embargo, es además el sitio escogido por los propios residentes para ir a cenar o a pasear

Sus numerosas tiendas ofrecen gran variedad de productos de todo tipo. Los anticuarios que ofrecen reliquias excelentes y a precios accesibles.

Monastiraki

Monastiraki toma su nombre del pequeño monasterio que preside la plaza principal. Adyacente al barrio de Plaka, la zona ofrece la posibilidad de realizar un recorrido por diversas épocas históricas en unos pocos metros cuadrados.

Por orden cronológico, el visitante puede admirar los restos de la Biblioteca de Adriano antes de dirigir sus pasos hacia el interior del Ágora, y acabar visitando una de las dos mezquitas que se encuentran en los aledaños, Tsistaraki, la cual alberga en su interior el Museo de Cerámica Kyriazópoulos, y Fethiyé.

Ésta última, la más vistosa, fue construida por los otomanos en el siglo XV con motivo de la visita de Mehmet el Conquistador a la ciudad.

Yendo por las calles del oeste se llega a Monastiraki, donde cada domingo, en la plaza Avisinías, se lleva a cabo el popular pazari o rastro.

Las mejores tiendas de artesanías se localizan sobre la calle Ifestou, donde además podrás conseguir sandalias, libros, grabados y ropa.

Además de la imprescindible visita a la Acrópolis y a distintos monumentos de la ciudad, otra visita inexcusable es la Tumba del Soldado Desconocido donde los Evzones montan guardia, en particular los domingos a las once de la mañana, cuando se produce el cambio de guardia. Otro buen baño de multitud es la estancia en la Plaza Sintagma en Omonia.

Al llegar los meses estivales, la diversión se traslada al Lykabeto, cerca del mar, con numerosos locales en los que pasar una noche divertida.

Salónica 

Salónica ofrece muchas ocasiones de pasarlo bien: hay numerosos restaurantes (restaurantes de lujo, tabernas, ouzerías, bares), además de locales donde se ofrecen los típicos y famosos pollos asados; discotecas, discopubs, cines, teatros.

No hay que dejar de ir a una bouzukia discotecas donde se toca el laúd griego (Salónica es la cuna de la canción rebétika), como tampoco hay que eludir una visita a los barrios antiguos.

Sin olvidar las playas. En el resto de Macedonia no faltan encantadores pueblos típicos, excelentes playas, estaciones de esquí, montañas que escalar, etc.

Se pueden seguir las huellas de Alejandro Magno y Filipo II, asistir a las representaciones de grupos folklóricos…

Quíos

A sólo 8 kilómetros de Turquía, ésta tranquila y poco visitada isla ofrece excelentes playas, pueblos medievales bien conservados y paisajes formidables. El norte de la isla está dominado por Pelinio, una montaña de 1297 metros de altitud de orígenes volcánicos.

Quíos, la capital y ciudad principal, se ubica en la costa oriental. Muchas de las iglesias de la ciudad se remontan a épocas bizantinas.

En las colinas al este de la ciudad se encuentra el espléndido monasterio de Nea Moni, construido en el siglo XII y una de las mejores construcciones bizantinas, con una iglesia octagonal adornada con mosaicos dorados. Cuenta con un aeropuerto desde donde operan vuelos diarios a Atenas.

Mykonos

Ubicada a unas 110 millas náuticas del Pireo, Mykonoses una isla que actualmente cuenta con una población cercana a los 6000 habitantes y que ofrece a los visitantes más de 80 kms. de bellas costas, con mucha vida nocturna, playas arenosas y sol durante casi todo el año.

El pueblo de Míkonos, también conocido como Hora, comprende un moderno puerto, casas e iglesias de fachadas blancas, pequeñas tabernas, cafés y tiendas donde comprar artesanías locales, todo esto con colinas de fondo en las que hay molinos con techos de paja.

Es posible visitar la desértica isla de Delos en bote. Durante el verano se ofrecen vuelos sin escalas a Atenas.

Actualmente denominada Mykonos, comenzaron a llegar a ella los primeros turistas en el año 1950, maravillándose con su gran cantidad de restos arqueológicos y su belleza natural.

La parte más antigua de la ciudad es Kastro y es allí donde se ubica el Museo Folklórico, en un sector del Castillo Veneciano donde además se localiza la llamada pequeña Venecia -más popularmente conocida como Alefkandra-.

Desde el puerto de Mykonos -pequeño pero de mucho movimiento- parten regularmente lanchas taxi con destino a la Isla para recorrer las ruinas que fuera el lugar de nacimiento del Santuario de Artemis y Apollo.

Otro de los sitios que merece la pena visitar es la iglesia de Panagia Paraportiani, edificada sobre la parte superior de una antigua puerta medieval, de color blanco y con cuatro capillas edificadas una sobre otra entre los siglos XV y XVII. Es además interesnate la visita a la joyería de Lalaounis, Los Molinos y ver los pelícanos Petros, mascotas de la isla.

El paisaje de Mykonos es inconfundible. Sus molinos de viento, que hacen justicia a las fuertes corrientes de aire que permiten disfrutar del verano sin sofocarse, las pequeñas casas e iglesias blancas que brillan bajo el sol mediterráneo y la abundancia de pelícanos que hacen del puerto un lugar aún más pintoresco, son los elementos imprescindibles de las vacaciones en este inspirador sitio del mar Egeo.

Mykonos es una isla muy urbana. Sus costas de playa son sin duda muy bellas y concurridas por el turismo, pero son menos extensas que lo habitual en la mayoría de las islas circundantes. Ubicada entre Tinos y Naxos, Mykonos se destaca más por la intensidad de su vida nocturna y por la variada oferta de espectáculos y entretenimientos cosmopolitas.

Corintio

Además de su hermosa ubicación, la atracción principal son las ruinas del antiguo Corintio en las faldas de la colina Akrokorinthos, a 8 kilómetros del actual Corintio.

En la cima se encuentra una fortaleza medieval construida sobre un sitio aún más antiguo: el Templo de Apolo. Desde el punto más alto, en el Templo de Afrodita, se puede disfrutar una maravillosa vista.

Corfú

La isla más septentrional del oeste de Grecia es la más conocida y cosmopolita de las islas Jónicas. A pesar de que su belleza natural ha tenido como consecuencia un desarrollo masivo en la costa, los turistas que vengan durante primavera u otoño encontrarán playas idílicas, paisajes románticos con cipreses y plantaciones de olivo, así como pueblitos que permanecen intactos.

Corfú se comunica con Patras e Igoumenitsa (al sur de Albania, en la parte más septentrional de Grecia) por medio de ferry. El servicio de ferry también está disponible desde Italia en los meses de verano. El aeropuerto de la ciudad ofrece servicios directos a Atenas y otras ciudades europeas.

En Corfú hay numerosos lugares en los que pasarlo bien: discotecas, un casino, lugares en los que practicar deportes, terrazas en las que tomar algo, ir a los conciertos de las bandas, hacer excursiones, participar en las fiestas y celebraciones locales, como romper platos y vasijas el Sábado Santo.

Templo de Artemisa (Corfú)

Creta

Creta es la isla más grande de Grecia, y uno de sus principales destinos turísticos. Para llegar hasta ella, las opciones más recomendadas son tomar un barco desde Santorini, y navegar tres horas hasta alcanzar sus costas, o partir de Rodas en vuelo directo.

Los aeropuertos de Creta también tienen conexión diaria con Atenas, Paros, Mykonos, Santorini y Salónica. Desde El Pireo, uno de los puertos atenienses, puede tomarse un ferry que se detiene en Creta en su camino hacia Heraklion.

A pesar de que la industria turística se concentra a lo largo de la costa norte, Creta ha logrado preservar sus tradiciones locales y antiguos monumentos. Su clima es ideal y su cocina es una de las más sanas del mundo.

Existen magníficas montañas, playas de fina arena, formaciones rocosas, facilidades para practicar deportes acuáticos, playas limpias, bares en las playas y una interesante vida nocturna.

La antigua ciudad de Cnosos es muy interesante y ahí podrás visitar el mítico hogar del Minotauro (mitad hombre, mitad toro).

Podrás visitar el Palacio de Cnosos, la villa real, la Casa de los Frescos y el Templo de las Tumbas. Podrás llegar a Creta en el ferry que sale desde Pireo o en avión desde Atenas y algunas otras ciudades europeas.

Puerto de Rethymnon (Creta)

El puerto de Rétino, rodeado de numerosos restaurantes y tabernas. En segundo plano, la línea de costa de la ciudad, llena de hoteles y residencias turísticas.

Delfos

El oráculo de Delfos fue un gran recinto sagrado dedicado principalmente al dios Apolo que tenía en el centro su gran templo, al que acudían los griegos para preguntar a los dioses sobre cuestiones inquietantes.

Situado en Grecia, en el emplazamiento de lo que fue la antigua ciudad llamada Delfos (que hoy ya no existe), al pie del monte Parnaso, en medio de las montañas de la Fócida, a 700 m sobre el nivel del mar y a 9,5 km de distancia del golfo de Corinto.

Los antiguos griegos creían que Delfos era el centro de la tierra. Se localiza a 176 kilómetros al noroeste de Atenas, en lo alto del Monte Parnaso.

Las famosas ruinas del Templo de Apolo se ubican en una ladera inclinada, con vistas a plantaciones de olivos y al Santuario de Atenas. Desde aquí podrás subir un poco más para llegar al teatro, que ofrece una vista fabulosa de todo el sitio, y un poco más arriba verás el estadio.

El Museo de Delfos alberga una sorprendente colección de artefactos. No muy lejos se encuentra el pueblo de Arahova, famoso por su queso formaela. A Delfos y Arahova podrás llegar en autobús desde Atenas.

La isla de Delfos era antiguamente visitada por los peregrinos que llegaban al lugar en busca de consejos. También se recomienda visitar el Anfiteatro, el Estadio y el Camino Sagrado.

Desde la estación terminal de la ciudad de Atenas, parten diversos servicios de autobuses, con un trayecto de aproximadamente 3 horas.

Kalambaka

El pequeño pueblo de Kalambaka se ubica en un valle rodeado de montañas con monasterios en sus cimas. Aunque la mayoría de éstos fueron destruidos por los turcos, los que lograron sobrevivir son extraordinarios.

A Kalambaka podrás llegar en bote de alta velocidad desde Tesalónica (durante el verano únicamente) y en autobús (todo el año).

Kassandra

Ubicada en la península más occidental de la prefectura de Halkidiki, comprende una serie de modernos balnearios que combinan un estilo de vida cosmopolita con la exquisita belleza natural e impresionantes sitios antiguos.

La región está llena de montañas, bosques de pinos verdes y hermosas playas con fina arena. Vale la pena visitar el tradicional pueblo de Afytos, sus fuentes y su museo cultural. Debido a su clima benigno, Kassandra es el destino ideal para visitar en cualquier época.

Kos

La isla de Kos combina en su pequeña extensión de 40 por 8 kilómetros, fértiles llanuras con montañas estériles. Se encuentra a 4 kilómetros de la costa de Bodrum, Turquía. Formaba parte de una cadena montañosa hasta que un terremoto y un hundimiento acaecidos en la antigüedad la separaron de ella. En su territorio fueron encontrados numerosos restos fósiles de mamíferos, entre los que se cuenta un molar de elefante de grandes proporciones que se exhibe en el Museo de Paleontología de la Universidad de Atenas.

La ciudad de Kos fue construida en el año 366 a.C., y desde entonces formó parte del Imperio Romano y del Bizantino. Fue conquistada por venecianos y vendida a los Caballeros de San Juan de Rodas, quienes en 1315 edificaron una fortaleza en el siglo en la entrada de su puerto. Pero debieron huir ante la amenaza de invasión turca. El Imperio Otomano gobernó Kos por un período 400 años, y en 1912 le sucedió en su dominio Italia. Tomada por Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, fue cedida a Grecia en 1947.

Las playas de arenas finas y claras, y las aguas del mar Karpathian que bañan sus costas son un excelente lugar para disfrutar de unas vacaciones en un sitio con mucho para ver y explorar.

Por las noches, el puerto principal –también de nombre Kos– se convierte en protagonista, al abrir las puertas de sus muchos restaurantes y de sus clubes nocturnos. Allí se desarrollan numerosas actividades culturales y es lugar de emplazamiento de la mayoría de los hoteles de la isla

Esta isla cuenta con playas de fina arena (algunas de ellas con arena negra de orígenes volcánicos) y una amplia gama de hoteles.

La mayoría de los sitios de interés histórico se encuentran cerca del pueblo de Kos y pueden ser visitados a pie o en bicicleta.

No dejes de visitar el Castillo de los Caballeros de San Juan, construido en el siglo XV, al que se entra por un puente levadizo. Existen también ruinas griegas y romanas. A Kos podrás llegar en avión desde Atenas y Rodas, así como en ferry desde Rodas y Pireo.

Monte Atos

Se trata de la comunidad monástica más antigua del mundo, pues su existencia se remonta a los tiempos de Bizancio. El Monte Atos ha permanecido como una de las regiones de Grecia mejor conservadas.

El paisaje es impresionante y salvaje. A las mujeres no se les permite ingresar a al área designada del monasterio de la Montaña Sagrada, y los hombres necesitan un permiso especial para visitarla.

Las islas de Amoiliani y el pueblo de Ouranoupolis sí pueden ser visitados por mujeres. Los hombres que logren conseguir los permisos necesarios para visitar los monasterios pasarán una de las mejores experiencias de su vida.

Monasterios gigantes pululan la costa y las pendientes de las montañas. Existen algunas cuevas en donde todavía habitan monjes ermitaños tal como hace miles de años. Algunas de las iglesias tienen más oro que muchos países en sus bóvedas e íconos que realizan milagros.

Los bosques son vírgenes y en ellos viven animales que no encontrarás en otras partes del mundo. La costa es probablemente la más bella del Egeo: con aguas prístinas y raramente usadas, pues los monjes por lo general no van a la playa. Los jardines son paradisíacos. Monte Atos se localiza a aproximadamente 2 horas en automóvil o autobús desde el aeropuerto de Tesalónica.

Naupulia

Considerada por muchos como una de las más agradables ciudades, su centro histórico está formado por estrechas y sinuosas callejuelas con edificios de estilo otomán y neoclásico. En la playa encontrarás restaurantes de mariscos con vista al islote de Bourdzi.

En lo alto de la ciudad encontrarás la fortaleza veneciana de Palamidi. A corta distancia se encuentra la Bahía de Karathona, con sus amplias playas de fina arena, con árboles de eucalipto de fondo. Al norte de Naupulia se encuentran las ruinas de Tirinto, una antigua fortaleza construida en el siglo Xiii AC con inmensos bloques de piedra caliza.

Olimpia

Los primeros juegos olímpicos nacieron en Olimpia en 776 AC, y la flama olímpica continúa encendida aquí. Localizada a 200 kilómetros de Atenas, el antiguo sitio está repleto de monumentos de mármol y templos restaurados, como el inmenso Templo de Zeus.

También cuenta con un Museo Arqueológico y el Museo de los Juegos Olímpicos, ubicado en la moderna ciudad de Olimpia.

Al sureste, en Basas, se encuentra el bien preservado Templo de Apolo Epicúreo, cuya construcción se remonta al siglo IV AC. Olimpia se comunica por ferrocarril o por la carretera desde Kalavrita, o por la costa vía Patras y Pyrgos.

Rodas

Es una de las islas más populares y desarrolladas del Mediterráneo. Ofrece opciones de alojamiento de primera clase y una animada vida nocturna. Tiene 360 kilómetros de playas con una eficiente red de transporte público que comunica a la mayoría de sus pueblos y ciudades.

El castillo medieval sigue siendo habitado por alrededor de 6000 personas, y es el sitio en donde los Caballeros de San Juan vivieron hace seis siglos. Las maravillosas playas de Rodas, sus sitios históricos, su población amigable y sus restaurantes y diversas opciones de entretenimiento le hacen un lugar fabuloso para visitar. Hay vuelos disponibles desde Atenas.

San Estaban

San (Agios) Esteban es un encantador pueblito de pescadores en la isla de Míkonos lleno de carácter griego y rodeado por accidentadas montañas ideales para explorar.

Podrás apreciar la vista de Albania desde el puerto. Podrás contratar lanchas para explorar el área alrededor. Existen hermosos pueblos en las faldas de las colinas y playas ideales para los amantes del surf.

Santorini

Considerada por muchos como la más bella de las islas griegas, su belleza es famosa en todo el mundo. La comida, vistas y hospitalidad son fantásticas.

La isla es muy cosmopolita y tiene lujosos hoteles y clubes nocturnos con sorprendentes vistas al mar.

Santorini es considerada como una isla para parejas, y es mucho más tranquila que Míkonos. Podrás relajarte en sus playas, disfrutar de la vida nocturna en Kamari y encontrar paz y tranquilidad en Oia.

Existen numerosos vuelos entre Santorini y Atenas durante el verano.

Tesalónica

Es uno de los sitios favoritos entre los visitantes en Grecia.

Tesalónica es la ciudad ideal para aquellos que buscan un lugar donde descansar y divertirse. Puedes caminar en la playa, sentarte en un bar y conocer a la gente local, pasear por la plaza de Aristotelous y explorar la ciudad.

Existen numerosos museos y sitios arqueológicos a corta distancia y dentro de la ciudad. La gente local es amigable, servicial, amable y la mayoría de ellos habla inglés.

Meteora

Los Monasterios de Meteora, Monasterios suspendidos del cielo, están localizados al norte de Grecia, en la llanura de Tesalia, en las proximidades de ciudad de Kalambaka, en la desembocadura del río Pinios, en el valle del Penee.

Están clasificados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 1988, son construcciones encaramadas en la cumbre de impresionantes masas rocosas grises, talladas por la erosión y llamadas Meteora. Se encuentran hasta una altura de 600 metros y están habitados desde el siglo XIV.

Paros

Paros es una pequeña isla griega situada en el mar Egeo, al sur de Delos y al oeste de Naxos de la que está separada por un canal.

Perteneciente al conjunto de las Cícladas, es la tercera en tamaño con 207 Km² de extensión y 118 km de playas. Es una isla sin apenas vegetación, montañosa y con grandes extensiones llanas aptas para el cultivo.

Posee dos grandes golfos naturales, el de Naussa y el de Parikia. Tiene una población de 15.000 habitantes, conocidos por el gentilicio de parios.

Monte Olimpo

El Monte Olimpo (que significa "el luminoso") es la montaña más alta de Grecia y segunda de los Balcanes (tras el Musala de Bulgaria -2.925 m. ), con 2.917 metros de altitud.

Situado entre las regiones griegas de Tesalia y Macedonia, es reserva natural griega desde 1938 y patrimonio natural de la Unión Europea desde 1981, en su categoría de reserva de la biosfera.

Hydra

Hidra es una isla griega del Golfo Sarónico de Grecia, al sur de Atenas, en el Mar Egeo, enfrente de la península de la Argólida, entre el golfo Sarónico y el golfo Argólico.

Está separada del Peloponeso por el estrecho del golfo de Hidra. Hidra es también una municipalidad y una de las pocas provincias de Grecia en tener dos municipalidades, que incluye la deshabitada isla de Dokos.

Isla dependiente del turismo, los atenienses constituyen un considerable segmento de los visitantes de Hidra. Los ferris llegan regularmente del Pireo, y del puerto de Nauplia, que está en la cercana costa del Peloponeso.

Excepto los camiones de basura, los vehículos no están permitidos en la isla; que deja la mayoría del transporte público de la isla a burro y taxis acuáticos. La zona deshabitada, sin embargo, es tan compacta que la mayoría de la gente pasea por todas partes.

Kharpatos

Karpathos es la segunda isla más grande del Dodecaneso, después de Rodas, y es muy famosa entre los griegos por su belleza natural y por su pueblo de arraigadas costumbres. Las tradiciones se mantienen aquí en continua efervescencia, y las fechas festivas son el mejor momento para comprobarlo: los trajes típicos salen a relucir y los rituales de antaño se repiten con alegría.

Altos picos montañosos se combinan en Karpathos con hermosas playas de arena blanca, que se internan en un mar de aguas transparentes en las que los botes parecen flotar en el aire. Los principales balnearios costeros de la región son Kyra-Panagia, Achata y Ambela.

Monasterio de Simonopetra (Monte Athos)

El Monasterio de Simonopetra o Simonos "Simon es Piedra") es un monasterio del Monte Athos. Es el decimotercer monasterio de la jerarquía de los monasterios de la Montaña Sagrada y está situado en la costa sur de la península del Monte Athos, entre el puerto de Dafni y el Monasterio de Gregoriou.

Siendo la costa sur de la península escarpada, el asentamiento donde se levanta el monasterio lo es especialmente, colgando así de un acantilado a 330 metros sobre el nivel del mar. Está dedicado a la Natividad de Jesús que se celebra el 25 de diciembre según el calendario gregoriano (el 7 de enero según el calendario juliano). En el monasterio viven unos 50 monjes.

Cueva del Apocalipsis (Patmos)

En la mitad del camino que conduce de Chora a Skala, se puede visitar la Cueva del Apocalipsis, una capilla ubicada en el corazón del convento del mismo nombre, en donde residió San Juan. Se trata de una cueva excavada en una roca, en la que se muestran la piedra en la que el Apóstol descansaba su cabeza y el lugar donde Prochoros escribía.

Grecia Peninsular o Continental

Son muchos los lugares que incluye lo que denominamos la Grecia continental o Grecia peninsular. Por un lado encontraremos aquellos rincones que contienen un enorme interés arqueológico y aquellos que destacan por la belleza de su paisaje y entorno natural, en muchos casos incluso superior a lo que esperamos encontrar en las más bellas islas del Egeo.

El Peloponeso

Entrar en el Peloponeso es adentrarse en un mundo en el que la tierra misma transpira historia y mito por partes iguales. Un mundo en el que cada monte, cada árbol, cada piedra, tiene algo que contarnos.

Es el Peloponeso un país en sí mismo, con sus montañas, bosques, playas, pueblos y ciudades. De hecho, el origen etimológico de esta región al sur de Grecia significa Isla de Pélope. Nos cuenta la leyenda que fue precisamente Pélope quien conquistó la ínsula que llevaría su nombre.

La Grecia Central

La Grecia Central o Stereá es una amplia región del país que comprende una zona que limita al norte con el Épiro y Tesalia, al este con el Ática, y al sur y al oeste con el mar Jónico. Una región de montañas, valles y costas donde se encierran algunos de los tesoros más maravillosos de Grecia. A la hora de viajar por estas dos regiones de Grecia, destacaremos especialmente el oráculo de Delfos.

Tesalia

Es Tesalia una región de contrastes. De llanuras y montañas, de bosques y costas. Era ésta en la antigüedad una tierra cuyos ejércitos eran conocidos por la destreza de su caballería. Tal era así, que el mismo Alejandro el Grande incorporó un cuerpo de caballería tesalio, en el que destacaba el contingente de Farsalia (ciudad tesalia de gran importancia durante el reinado de Filipo II y Alejandro el Grande), el cual gozaba de gran prestigio.

Macedonia

Macedonia comprende una vasta parte del territorio heleno, al noreste del país. Limita con la región de Épiro al oeste, Tesalia al sur, Tracia al este, y los países de Bulgaria y la Antigua República Yugoslava de Macedonia al norte.

En la antigüedad, se trataba de un país cuyos límites se extendían más allá de los que hoy día presenta la región. Sus habitantes eran los macedonios, pueblo que, según parece, emigró desde el valle desde el río Aliakmón hacia el este estableciéndose en las tierras que serían la Macedonia primigenia. Sus habitantes eran considerados como un pueblo bárbaro por los griegos.

La región de Tracia

La Tracia antigua abarcaba gran parte de lo que es hoy Bulgaria y la Turquía europea, además de la franja griega entre los ríos Néstos y Évros. La colonización griega del litoral a partir del año 800 a.C. provocó frecuentes enfrentamientos con las tribus nativas (tracios, tribalos, agrianos,...).

La Vía Egnatia atravesaba la región sembrando el camino de fortificaciones utilizadas, primero por los romanos y posteriormente por la escisión bizantina del Imperio. Con posterioridad, Tracia sería invadida por eslavos y otomanos. Entre 1913 y 1923 y tras varias guerras, se repartieron la tierra entre Bulgaria, Turquía y Grecia.

Pese al dramático intercambio de población que se produjo entre Turquía y Grecia en 1923, lo cierto es que actualmente la población de musulmanes en la región ha aumentado hasta cerca de los 130.000, mientras que el número de griegos ortodoxos afincados en Estambul (Constantinopla para los griegos) es tan solo de unos miles, cuando en 1923 ascendía a 125.000.

El recorrido en tren por Tracia es un gran deleite para los ojos debido a la riqueza paisajística del mismo. Nos encontramos en otro rincón desconocido de Grecia, en el que tras las montañas y los valles nos llevaremos agradables sorpresas.

El Epiro

La región de Épiro es una de las más exuberantes de Grecia gracias a las frecuentes precipitaciones que caen durante el año en la zona. Las gargantas, bosques y montañas junto con las verdes costas que conforman la geografía de Épiro nos recuerdan en cierto modo a las provincias del norte de España.

Esta zona que parecía apartada del mundo en la antigüedad pasó relativamente desapercibida para griegos, romanos y bizantinos, con lo que no se han hallado yacimientos arqueológicos de interés, salvo algunas excepciones, como el caso de Dódona.

Curiosidades de Grecia

Una de las cosas más curiosas de Grecia son sus supersticiones, procedentes de la religión y el paganismo.

El pan. En las aldeas, el pan es considerado como un don de Dios; las ancianas bendicen el pan y hacen la señal de la cruz con un cuchillo antes de cortarlo.

El Mal de Ojo. Algunos griegos, especialmente en las aldeas, creen que alguien puede tener mal de ojo, o “matiasma”, por celos o envidia. Para evitar el matiasma, existen algunos amuletos: una copita de mármol azul con un ojo pintado en ella, o una pulsera azul. El azul se cree que es el color que aleja el mal de ojo, pero también se cree que las personas con ojos azules son los que echan males de ojo.

El ajo es otra manera expulsar el mal de ojo, y a veces podemos ver ajo colgado algunas casas. El ajo, así como la cebolla, se considera también que tienen un gran poder curativo.

Cuchillos. Los griegos nunca dan en la mano un cuchillo a alguien que lo pide porque consideran que si hacen eso van a tener una pelea. Por lo tanto, lo dejan sobre la mesa para que la otra persona lo coja.

Sacerdotes. Los sacerdotes ortodoxos griegos (papas) son muy venerados y se tiene por costumbre la mano de un sacerdote cuando se saluda a uno. Hoy en día esta costumbre sólo se aplica en los pueblos. Se cree que ver un gato negro y un sacerdote en el mismo día da mala suerte.

Escupir. Es habitual que los griegos escupan para alejar el mal. Cuando un griego escucha malas noticias, suelen escupir sobre sí mismos tres veces para protegerse de la posibilidad de que algo malo les suceda. No se trata de escupir de verdad, sino de reproducir el sonido. Otro ejemplo es que alguien que felicite a  un bebé, un niño o incluso un adulto por su belleza, también ha de escupir tres veces.

Martes 13. A diferencia de la creencia occidental, en Grecia el día de mala suerte es el martes 13 y no el viernes 13.

La expresión “Piase Kókino” (toque rojo). Cuando dos personas dicen lo mismo a la vez, inmediatamente dicen “piase Kókino,” uno al otro y ambos tienen que tocar algo rojo que se encuentre alrededor. Esto sucede porque los griegos creen que diciendo lo mismo es un mal presagio y que las dos personas se pelearán si no tocan nada rojo.

Creta es la isla más grande.

La flota marítima de Grecia es la más grande del mundo.

El 80% de Grecia es montañosa y el 50% de su territorio está cubierto por bosques.

El pueblo griego ama la danza, incluso hay 63 diferentes danzas populares en Grecia.

En Grecia la educación es gratuita desde preescolar hasta la Universidad.

Los museos griegos tienen artefactos antiguos que datan de hace 4000 años.

Los atletas olímpicos de la antigüedad competían desnudos.

La Iglesia Ortodoxo Griega es la religión principal del país.

Al llegar a una casa griega (especialmente si llegamos cerca de fin de año) es posible que la dueña de la casa nos impida entrar o por el contrario decida invitarnos a pasar el umbral de su puerta.

De hecho, la primera persona que entra en la casa puede traer suerte o no, dependiendo de su “pureza”. Más allá de que la persona sea “buena” y que traiga la felicidad a ella. Se convierte en el “podariko“. Es por esto que, en general, permite que los niños entren en las casas el día 1 de enero.

Si estás en Grecia el día de tu cumpleaños y a nadie le importa. No te asustes ni te lo tomes como algo personal. Debes saber que, tradicionalmente, los cumpleaños no se celebran en Grecia (esta tendencia está cambiando con el tiempo, sin embargo). En cambio, los griegos celebran en lugar de su cumpleaños el día de su santo patrón.

Puede ocurrir que estés cenando tranquilamente en un restaurante con sus amigos cuando de repente un griego, un cliente se levanta y rompe el plato en el suelo. Su amigo continúa tirando un vaso contra el suelo… Sin embargo, los platos son deliciosos… Pues no. Estas personas no muestran su descontento, sino más bien su entusiasmo. Así que tranquilo, nadie te hará daño.

Si consigues que te presenten gente nueva, la suerte puede llevarte en tu viaje a Grecia a conocer a personas de la zona. No se te ocurra darles la mano, es posible que te miren raro… Tradicionalmente, en Grecia, no utilizan la mano para saludarse. O por lo menos, no se abre la mano. De hecho, es mala suerte para él y las 5 cinco generaciones que le sigan…

FUENTES