La mochila de Lola

Espacio para disfrutar de la información,
la belleza y la cultura.

Ildefonso Falcones

Ildefonso Falcones de Sierra nació en Barcelona, en 1959. Abogado y escritor español, conocido por ser autor La catedral del mar (2006). Su obra se convirtió en la novela más leída del 2007 en España.

La novela La catedral del mar se convertirá en una miniserie de televisión con coproducción internacional que se rodará en Barcelona el año próximo en inglés y será emitida por Antena 3.

En 2009 publicó su segunda obra, La mano de Fátima, que se convirtió rápidamente en un gran éxito vendiendo cincuenta mil ejemplares el día de su estreno, el 10% de la tirada inicial.

Hijo de un abogado, la defunción de su padre cuando él tenía diecisiete años supuso el fin de su carrera deportiva como jinete. A esa edad se había convertido en el Campeón de España Junior en la categoría de salto.

También destacó en hockey sobre hierba. Estudió en el Colegio de los Jesuitas de San Ignacio, y posteriormente comenzó en la universidad dos licenciaturas: Derecho y Económicas, aunque decidió dejar la segunda para compaginar Derecho con un trabajo en un bingo de la capital condal.

Casado con Carmen Rosich, es padre de cuatro hijos.

Actualmente trabaja como letrado en su propio bufete, situado en el barrio del Ensanche de Barcelona. Aunque ya se había iniciado en la literatura, en estos últimos años ha compaginado el trabajo con su pasión de escribir libros. Tardó cinco años en terminar su primera novela. Ha vendido cuatro millones de ejemplares de esta novela, distribuidos en 46 países.

Ideológicamente siempre se ha manifestado simpatizante del Partido Popular, e incluso en 2008 acompañó a Mariano Rajoy —por entonces candidato popular en las Elecciones Generales— en un acto político en la Iglesia de Santa María del Mar junto con otros dirigentes del Partido Popular catalán.

Sus libros

La mano de Fátima - Enero 2012.

La mano de Fátima

La catedral del mar - Octubre 2013.

La catedral del mar

La reina descalza - Febrero 2015.

La reina descalza

Web oficial

www.ildefonsofalcones.org

Sus palabras

Ildefonso Falcones

Aspectos personales

Sigo con los pies en la Tierra por la ley de la gravedad, aquello de Newton. Y cuando uno piensa en genios como ése, se encoge todavía más.”

“Me defino como un abogado que escribe.”

“La muerte de mi madre poco antes de que se publicase mi novela fue un acontecimiento muy triste.”

“Siempre he vivido en Barcelona. Yo tuve una infancia realmente feliz.”

"El que no acepte que le ayuden a corregir su obra es tonto."

"A una novela hay que pedirle que tenga una lectura ágil, que no sea de lenguaje barroco, que esté bien escrita y que cuente cosas. No soporto esas narraciones en las que lees 30 páginas y no ha ocurrido nada."

“Recomendaría leer Sinhué el Egipcio, El Médico, Los pilares de la Tierra y ahora los libros de Larsson.”

“Hay libros que me han gustado mucho como 'Azteca', 'El viajero', 'Los pilares de la tierra', 'El médico', una saga que hay sobre Roma de Colleen McCullough... pero el problema es que tampoco acostumbro a recordar títulos.”

Si algo funciona, no lo toques. Es una máxima de la vida, no sólo de la literatura.”

“Me veo superado por toda la cantidad excesiva de información que hay. Creo que llega un momento que no puedes controlar la información, y a veces me pregunto cuál es la finalidad, o cómo se controla la información. Por eso digo que me espanta.”

Escribir es muy agradable, puedes hacer lo que quieras. Y en una demanda, nunca se puede hacer lo que quieras.”

“Cualquier educación religiosa o no influye en la formación de las personas y por lo tanto en los escritores. Quizás sí que hay algún reflejo de mi educación en mis libros.”

“De momento no tengo tiempo de vivir ningún éxito y me gustaría escribir más novelas históricas.”

“Yo leo para divertirme y para entretenerme. En consecuencia, nunca he leído con espíritu crítico, ni buscando un referente literario. Leo todos los libros que caen en mis manos, sean del autor que sean.”

“Realmente soy un hombre de pocas palabras.”

“De pequeño era un lector voraz, y había noches que cenaba en la cama para poder leer. Como mi madre era igual, me lo permitía.”

Leer es la mejor actividad intelectual que se puede hacer en esta vida.

“Siempre he considerado que la forma de desestresarse es realizando otra labor intelectual diferente a aquella que te estrese.”

“Soy deportista y no considero que el deporte desestrese la mente.”

Siempre me ha gustado escribir y confío en poder seguir haciéndolo.”

Leo dos o tres periódicos al día y las noticias no me las pierdo.”

“Yo leo de todo, pero cuando la novela histórica es buena, es maravilloso. Como lector, voy picoteando. Entro en una librería, voy mirando y si me atrae un libro lo compro. Sí que hay autores que si sacan algo lo compraré, como Isabel Allende o Ken Follet, pero igual que cualquier persona.”

“El éxito cuando te pilla a los 50, con cuatro hijos, un despacho abierto y una profesión que tienes que seguir, es muy satisfactorio pero a la mañana siguiente ya estaba en el despacho trabajando. El éxito es maravilloso, pero no soy un futbolista de veinte años que se vuelve loco con el dinero. Sigo teniendo la misma vida que tenía antes.”

“No he conseguido que mis hijos lean, ni mis obras ni las de nadie. Eso es un fracaso. No he conseguido atraparlos en la literatura. Quizá cuando tengan más edad... Ahora hay muchas distracciones y lo que yo llamo la satisfacción inmediata. Un libro requiere horas de concentración. En cambio, llegar a casa, coger un mando que vibra y ver cómo la sangre salpica todo el salón... Eso es satisfacción inmediata. Y para un chaval es tremendo.”

“La disciplina y la mecánica de trabajo que aprendes después de muchos años de abogado es muy importante. Todo lo demás no, porque el derecho es pragmático y la novela creativa. En cuanto a la vanidad, nadie puede ser completamente ajeno al éxito, pero creo que eso lo han de juzgar quienes te ven desde fuera, y a mí es algo que no me han echado en cara.”

“Voy a montar a caballo al mediodía. En la familia montan todos. Dentro de una ciudad es una afición difícil, pero el trato con el caballo es muy atractivo, engancha mucho.”

Aspectos profesionales

“Me gusta que mis novelas sean leídas tanto por jóvenes como por mayores.”

“A los escritores noveles les diría que procurasen asesorarse antes de enviar sus novelas a las editoriales y que sopesasen cuantos consejos pudieran venir de los profesionales de este mundo. Sé que es difícil, pero factible. Tesón, constancia y mucha paciencia, esas son las claves.”

“Volveré a intentar crear una trama atractiva que se desarrolle en una época histórica.”

"Llevo 30 años trabajando como abogado y en los juicios también sientes la presión. Si notara mucha presión en mis novelas, dejaría de escribir."

“Antes de escribir una novela hago una recopilación exhaustiva. Hay que cambiar la inspiración por la constancia en el trabajo.”

No he decidido dedicarme completamente a la literatura. Siempre es interesante mantener un contacto laboral con la realidad. En cuanto a la organización, sigo escribiendo por las mañanas si bien más horas y los fines de semana.”

“Entiendo que siempre que una novela se desarrolla en una época histórica anterior a la nuestra y siempre y cuando el relato de esa época sea fidedigno, podemos estar hablando de novela histórica.”

“El mundo de la literatura es un mundo bastante cerrado y los manuscritos que llegan a las editoriales lo son por miles. Realmente es muy difícil llegar a publicar. No sé si alguien llegó a decir que mis obras no valían la pena...”

“La novela histórica no informa, realmente eso es cuestión de investigadores e historiadores. Con todo, si la novela histórica está realmente bien documentada no es que sobrepase la dimensión literaria sino que ofrece al lector una visión de esa época en concreto sin mayores objetivos. La novela histórica debe ser fiel a la realidad de lo sucedido. Los lectores tienen derecho a saber que aquello que han leído ocurrió realmente.”

“Yo creo que cualquier persona, abogado, médico, operario o taxista debe realizar tareas de creación intelectual ajenas a sus labores diarias. Lo contrario es minusvalorar nuestra capacidades creativas.”

“La abogacía me ha producido bastantes momentos de satisfacción, pero también otros bastante duros. De momento mi paso por la literatura solo me está dando satisfacciones.“

“Los lectores, al menos a mí, no me han dicho que mis novelas sean malas, aunque debe haber los que lo piensen, claro. De todos modos, no creo que nadie se acerque a decirme eso, yo no lo haría. Por lo general, el contacto con los lectores es bueno.”

“Cuando uno estudia mucho sobre una época, corre el riesgo de dar más información al lector de lo que es necesario. Hay que intentar no hacerlo, por muy interesante que sea, porque sería un error. Hay que llevar la historia a través de la trama sin apabullar al lector con datos históricos que, aun siendo interesantes, pueden ser excesivos.”

“La novela histórica te hace coger un periodo histórico extenso, por norma general. Si escribes sobre un hecho histórico que dura sesenta años, te obliga a indagar en varias generaciones y mostrar los acontecimientos a través de los personajes. Un thriller no aguantaría un periodo tan largo, pero una novela histórica pierde fuerza si el lector no puede enfrentarse a una historia que abarque varios años.”

“En periodos de creación me levantaba a las siete de la mañana, desde las ocho hasta las once escribía. Luego iba al despacho y al mediodía a montar a caballo. Volvía a las cuatro y media al despacho hasta las ocho y media, cenaba, estaba con los niños y, antes de dormir, leía.”

“Quería escribir sobre la música, el flamenco, la esclavitud y como digo basarlo en Cuba era bastante complejo. Creo que la fusión de las culturas podía ser muy emotivo y a la vez que diera bastante juego. Evidentemente hablar de flamenco y hablar de música tienes que hablar de gitanos, y por tanto de Andalucía. Después traslado a los personajes a Madrid.”

Lo que me importa es que al lector le guste. Lo de los críticos no me importa demasiado, según cuales sean. Cuando un crítico es también escritor, está compitiendo contigo y su objetividad se pone en duda. La decisión final es la del lector.

“Si se venden tantos ejemplares de mis novelas, es porque los lectores se lo han recomendado a otros y eso no hay campaña de marketing que lo supere. Las ventas suponen la aceptación de los lectores.”

“A la editorial le gusta lo que escribo, y al público también. Creo que lo más lógico es seguir por aquí. Hay autores que han cambiado de registro y se han llevado un batacazo.”

“Al igual que se escucha música en reproductores MP3, se leerán libros en formato digital. Eso no hay dios que lo pare.”

Jesús Sánchez Adalid me parece un magnífico escritor.”

“El talento es aquello que aparece después de mucho trabajo.”

“Casi todo tiene algo de autobiográfico. La forma de redactar, la forma de construir diálogos y personajes. Pero soy contrario a plasmar experiencias vitales propias. Es decir, una obra lleva el sello de su autor, pero personalmente, yo no plasmo mis experiencias en mis libros, y desde luego si las hay, son de forma muy inconsciente.”

Aspectos sociales

Me gusta escribir sobre las clases más desfavorecidas, porque eso te permite adentrarte en las costumbres de la sociedad.”

La realidad supera la posible ficción, por más imaginación que uno pudiera echarle.”

“Nunca una novela, cuyo principal objetivo es trasladar a los lectores a un lugar o a una época, podrá superar esas trágicas imágenes que casi nos hemos acostumbrado a ver en la televisión.”

“Evidentemente me gusta vivir en la época en la que vivimos, no en épocas anteriores realmente injustas.”

“En la época medieval las clases sociales estaban más diferenciadas entre sí. Y, por lo tanto, sus costumbres, su forma de vida, eran tan diferentes que reflejarlas en un libro creí que era más interesante. Considero que en la sociedad actual las clases sociales no influyen cómo en aquella época, pero sí que siguen influyendo.”

“Me da la impresión de que el día a día es un bombardeo constante: las noticias, los juegos, las plays, los ipads... Quizá llega un momento en que para la gente es interesante volver a la Edad Media, cuando no existía nada de esto. Además, conocer las costumbres ajenas a nosotros es muy atractivo.”

“Si alguna obra ha llevado a Barcelona a altas cotas de conocimiento internacional, además de la de Ruiz Zafón y alguna más, es «La catedral del mar». Hace poco llevaron a París a los autores que han escrito sobre Barcelona y no me invitaron, no apareces en la web de los escritores de la Generalitat…. Pero eso no es más que el resultado del dirigismo cultural. Es lo de siempre. Se subvenciona lo que es catalán, lo que está escrito en catalán, lo que está escrito por autores catalanes... Todo eso nos va encerrando cada vez más.”

“Creo que a nivel identitario, cultural y lingüístico somos totalmente independientes. Somos tan independientes que no se cumplen las sentencias del Supremo y estamos todos encantados. Y ahora, hablando claro, lo que se quiere es la pasta. El poder económico. En los últimos ocho años del tripartito el déficit público se multiplicó por cuatro, y las cuentas de Cataluña no están cuadrando, así que considero que sería la mayor catástrofe para los catalanes. Los políticos tranquilos, que seguirán cobrando. Pero los catalanes… Los catalanes viviremos un desastre económico. Pero yo no quiero hipotecar mi futuro. Ni el mío ni el de mis hijos. No hay un solo economista de prestigio que vea esto viable.“

Fuentes