La mochila de Lola

Espacio para disfrutar de la información,
la belleza y la cultura.

La cebolla

La cebolla es una planta cuyo bulbo es comestible y posee grandes propiedades medicinales

Aunque muchos creen que tuvo su origen en la región central del continente asiático, otros afirman que es una planta nativa de Irán y el oeste de Pakistán.

Los expertos creen que debido a las propiedades de la cebolla, esta se ha cultivado durante más de 5000 años. Aseguran que de forma silvestre la cebolla ha sido consumida desde antes de que el hombre inventara un lenguaje escrito y aún antes de que se desarrollara la agricultura.

Durante la Edad Media su cultivo se desarrolló en los países mediterráneos, donde se seleccionaron las variedades de bulbo grande, que dieron origen a las variedades modernas.

Lo que es un hecho es que en diversas culturas las propiedades y beneficios de la cebolla la han vuelto un elemento indispensable de la dieta y un alimento utilizado para curar distintos males.

A menudo se reconoce a la cebolla como la reina de las verduras por su versatilidad culinaria, intenso sabor, sus cualidades terapéuticas, las poderosas propiedades antisépticas.

La cebolla es rica en Vitaminas A, B y C, es una fuente importante de magnesio, hierro, calcio y fósforo.

Según la cantidad de sol que reciba, el sabor de la cebolla será más fuerte y picante o más suave. Las más dulces son las de climas más soleados. Por el contrario, las que se han criado con poco sol son las más picantes.

Siempre que compres cebollas debes comprobar que estas estén firmes, sin arrugas en la primera capa o piel de la cebolla. Tampoco deben estar blandas en la parte superior.

Beneficios de la cebolla

La cebolla es un alimento de gran interés por su contribución a una dieta saludable y equilibrada. La alta concentración de vitaminas, sales minerales y propiedades energéticas en la cebolla española, se deben principalmente a dos factores; el clima mediterráneo y calidad de la tierra española.

La cebolla cruda es altamente antiséptica, y ataca a las bacterias infecciosas, incluso la salmonela. Además es efectiva en contra de la tuberculosis y las infecciones del aparato urinario, como la cistitis.

El sabor picante de la cebolla aumenta la circulación sanguínea y provoca sudoración. En tiempo frío es ideal para protegernos de las infecciones y ayuda a curar los catarros.

El zumo de cebolla es excelente para lidiar con el dolor de garganta

La cebolla es un buen diurético, así que es recomendable para aliviar la retención de líquidos.

Tiene efectos desintoxicantes y es útil para combatir el cansancio.

Ayuda a combatir los altos niveles de colesterol.

La cebolla no contiene colesterol y es baja en sodio, lo cual la hace un alimento muy ligero e ideal para una dieta.

Es una excelente fuente de fibra, lo cual activa el sistema digestivo y lo mantiene saludable.

Posee un alto contenido de vitamina C, que ayuda en gran medida a curar diversas enfermedades.

Posee compuestos antiinflamatorios útiles para distintos padecimientos.

Uno de los más poderosos antioxidantes, la quercitina, se encuentra disponible en las cebollas; uno de sus beneficios es la prevención del cáncer.

La cebolla contiene propiedades benéficas debido a los sulfuros que tienen la característica de adelgazar la sangre, reduciendo la cantidad de lípidos en ésta y con ello, se reduce la presión arterial.

Los flavonoides presentes en la cebolla, los cuales son compuestos que la planta utiliza para su desarrollo, ayudan a evitar la coagulación de la sangre y el consumo continuo de la cebolla ayuda a evitar enfermedades cardiovasculares.

Una más de las propiedades de la cebolla es una sustancia llamada Condrocitos de la Placa de Crecimiento (GPCs, por sus siglas en inglés) favorece la salud de los huesos inhibiendo la función de los osteoclastos, unas células que descomponen el tejido óseo.

Los prebióticos presentes en la cebolla ofrecen grandes beneficios al favorecer el desarrollo de bacterias benéficas (probióticos) que ayudan a la digestión.

Curiosidades

  • Una cebolla contiene sólo 45 calorías por porción.

  • La cebolla más grande que se haya registrado pesaba 8,49 kilogramos y fue cosechada este año en Leicestershire, Reino Unido.

  • Las cebollas hacen llorar porque al picarlas liberan un "agente lacrimógeno" llamado sulfóxido de tiopropanal.

  • Comer perejil después de comer cebollas reduce el aliento "encebollado".

Hoy en día, sin embargo, hay poco comercio internacional de cebollas. Alrededor del 90% se consume en su país de origen. Quizás por eso no se les presta mucha atención.

China e India dominan la producción y el consumo: representan cerca del 45% de la producción mundial de más de 70 millones de toneladas por año.

Sin embargo, ninguno de esos países se encuentra entre los que más consumen cebollas por habitante. El campeón mundial es Libia, donde en 2011 cada persona comió, en promedio, 33,6 kilogramos de cebolla, según la FAO.

Los senegaleses consumieron 21,7 kilogramos de cebolla por persona en 2011, según datos de la FAO, tres veces más que los bolivianos -6,7 kilogramos por persona- y mucho más que el doble que los mexicanos, que en promedio comieron 8,3 kilogramos.

Los franceses, que tienen fama de consumir mucha cebolla, resultaron ser más modestos y comieron 5,6 kilos cada uno.

Un país donde las cebollas tienen gran importancia  es India: si su precio sube muy rápido, hay problemas.

Recetas con cebolla

http://sevilla.abc.es/tusrecetas/las-mejores-recetas-de/utiliza-la-cebolla-para-elaborar-estas-10-recetas-saludables.html

http://www.hogarmania.com/cocina/recetas/cebolla.html

http://www.cocinaparahombres.com/recetas/ingredientes.php?clasif=cebolla

http://www.gastronomiaycia.com/2014/08/03/doce-recetas-con-cebolla-morada/

http://www.eurocebollas.es/?q=taxonomy/term/5