La mochila de Lola

Espacio para disfrutar de la información,
la belleza y la cultura.

La nuez

La nuez es el fruto del nogal, de forma redondeada u ovoide, con una cáscara dura y rugosa de color pardo rojiza. La parte comestible de su interior tiene un sabor dulce particular.

Añadir nueces a nuestra dieta mejora el desempeño de tareas que requieren habilidades motoras debido a que mejora la conexión entre neuronas gracias a su contenido en polifenoles y otros antioxidantes.

Seguir una dieta mediterránea enriquecida con 30 gramos de frutos secos, al menos la mitad de ellos nueces, reduce en un 30 % el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y, concretamente, disminuye en un 49 % la posibilidad de sufrir un ictus o accidente vascular cerebral.

Según estudios recientes, las  nueces y almendras aumentan los niveles de serotonina. Esta sustancia que mejora la transmisión de señales nerviosas, reduce la sensación de hambre, disminuye la concentración de sustancias relacionadas con la inflamación, combate la obesidad abdominal y la hipertensión, mejora la salud cardíaca y nos pone de buen humor.

Las nueces, además, son uno de los alimentos vegetales que más ácidos grasos Omega 3 contienen en su composición. Contienen además otros nutrientes como proteínas, vitaminas, minerales y antioxidantes.

Las nueces tienen también un alto contenido de calcio, y por lo tanto nos ayuda a mantener los huesos sanos. Ideales para las personas mayores propensas a sufrir de osteoporosis, y para las mujeres por los cambios hormonales. 

Nutrientes por cada 100 gramos de nueces:

Calorías660 Kcal.
Proteínas15 gr
Hidratos de carbono12 gr
Grasas62 gr
Fibra5,5 gr
Vitamina B10,35 mg
Vitamina B60,87 mg
Vitamina B20,15 mg
Vitamina C1,3 mg
Calcio98 mg
Hierro3 mg
Zinc3 mg
Potasio440 mg
Fósforo330 mg
Magnesio150 mg

Cómo consumir las nueces

Estos son algunos consejos prácticos a la hora conservar y consumir las nueces para obtener el mayor beneficio posible:

  • Comprarlas en temporada y dentro de su cáscara. Cuando vayamos a comerlas, lo mejor es abrirlas en el momento previo y consumirlas inmediatamente después. Solo de esta manera aprovecharemos sus muchos nutrientes.

  • Las nueces no deben comerse verdes ni tostadas o calientes, ya que sus ácidos grasos se enrancian y producen elementos tóxicos.

  • También las nueces rancias deben evitarse. Para saber si una nuez está rancia comprueba su sabor (probándola un poco), ya que es muy diferente. Por otra parte no deben estar amargas ni tener un aspecto envejecido o arrugado.

  • Un buen momento para consumir nueces es por la mañana, cuando al organismo le hace falta más energía, y podemos hacerlo en el muesli, solas, o añadiéndolas a nuestros platos favoritos como guisos, ensaladas o postres.

  • En cambio, las nueces están contraindicadas si se padecen piedras en el riñón o la vesícula.

gastronómicamente hablando, las nueces son un lujo de ingrediente. Deliciosas en ensaladas, maridan a la perfección con quesos, apio, manzanas, uvas y endivias. Con platos de pasta son estupendas. En salsas para carnes es muy interesante incluirlas ya que ayudan a “limpiar” las arterias y amortiguan un poco la ingesta de comidas con alto contenido graso.

Son riquísimas con verduras y hortalizas horneadas. Y fundamentales con los típicos cardos con nueces. Por no hablar de la infinidad de dulces que las llevan entre sus ingredientes.