La mochila de Lola

Espacio para disfrutar de la información,
la belleza y la cultura.

Mar de mi mar

Arribaste tu barca en mí.
Y en mi mar tu amor quedó.
Al abrir los ojos comprendí,
que mi soledad se acabó.

Es porque tus olas ya son mías.
Es porque tus conchas son alegrías.
Es porque tus ventiscas son derretidas.
Es porque tus velas son compartidas.

Otras barcas arribaron,
y solo chocaron y resbalaron.
Pero tú...
gaviota de un solo nido,
playa de oro siempre.

Arribaste tu barca en mí.

Y en mi mar tu amor quedó.