La mochila de Lola

Espacio para disfrutar de la información,
la belleza y la cultura.

Mercedes Gallego Moro, psicóloga y escritora. Estuvo dos años en la Policía Nacional como miembro del Grupo Especial Femenino. Posteriormente, trabajó en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC.

Autora de la serie "Candela Luque", que recrea la incorporación de la mujer a los cuerpos de seguridad españoles. Ambientada en La Transición política durante los años 70 y 80, refleja los cambios que fue sufriendo la policía. La serie consta hasta el momento de tres títulos: Operación Maletín, Matar al mensajero y La Trampa. La última novela publicada, El asesino del ajedrez, trata de un asesino en serie que elige una partida de ajedrez para cometer sus crímenes y como tablero, el Ensanche de Barcelona, que con su peculiar construcción, sirve a sus propósitos. El libro de relatos, Déjame que te cuente, es una recopilación de pequeñas historias escritas por el puro placer de hacerlo.

Sus libros

El asesino del ajedrez. Serie Ramona Cano.

La trampa. Serie Candela Luque 03

Matar al mensajero. Serie Candela Luque 02

Operacion Maletín. Serie Candela Luque 01

Déjame que te cuente... Relatos

Web de la autora

http://www.mercedes-gallego.com/

Sus palabras

Aspectos personales

“Como el Quijote nací en un lugar de la Mancha, en Alcázar San Juan provincia de Ciudad Real, el año que acababa la Guerra Mundial. Ya vine dando guerra, nací en un incendio porque se había ido la luz y se incendió mi canastilla.”

«Siempre quise ser escritora porque para mí la lectura es una pasión; por eso deseaba crear mis propias historias pensando en ofrecer a los demás las mismas horas de placer que a mí me proporcionaban los libros que leía. Sin embargo, el tiempo iba pasando y mi sueño aparecía lejano porque mis días estaban al servicio de la supervivencia. Hoy por fin puedo hacerlo.”

“De mi padre, un periodista y poeta bohemio, al que sobraban hijos, aprendí también el arte de escribir y la afición por el género policíaco. Todavía llena mi biblioteca parte de la suya, esos libros sobados y entrañables de Editorial Molino o la colección Círculo del Crimen.”

Fueron mis hermanos -lo mejor que me ha pasado en mi vida-, los primeros en soportar mis historias inventadas, que nunca podía repetir porque no las escribía, sólo se las contaba.»

“Escribir lo podía hacer a ratos, me fui de casa y me independicé muy pronto pero eso suponía trabajar y no tenía tiempo para escribir. Desde que me jubilé me he dedicado a escribir.”

Hay una gran proyección personal entre el personaje de Candela Luque y mi propia vida, como yo abandona su casa, porque no podía soportar el yugo de sujeción que teníamos soportar todas las mujeres, que estábamos en los núcleos de derecha. Yo quería ser libre no pensar en movimientos políticos ni en nada, yo quería ser libre y pasármelo bien.”

“El Ministerio de Gobernación fue el primero que convocó oposiciones, con trabajo fijo y del Estado, mi padre me dejaba ir. A los cinco meses me dieron traslado a Tarragona y me fui.·

“En la Policía como Grupo Especial estuve dos años, pero no podía estar en la brigada criminal, ni podía estar ninguna persona que no entrara por oposición, es cierto que yo tenía un carnet, tenía una pistola…hacía vigilancias dentro de un coche, aburriéndome muchísimo. Y conduje muchísimo, porque a los jefes que tenía les gustaba como conducía yo, más que los policías jóvenes que eran a los que les tocaba hacerlo”.

“Hay tantos buenos libros que me faltarían vidas para leerlos.”

“He vivido en cuarenta casas y en mis distintas mudanzas he ido deshaciéndome de cosas y dejando mis escritos.”

“Yo no soy polémica, cuando no me gustan las cosas, cojo mi maleta y me voy y es lo que aconsejo hacer a la gente, que coja sus cosas y se vaya. Es mucho más estresante pelear que volver a empezar. “

“Soy inquieta y pienso: Vive y deja vivir me parece lo más interesante“

“En algún momento en alguna cola de las múltiples que tenemos todos, el libro digital ha quitado los tiempos muertos de nuestra vida. Es una gran ventaja. Tenemos lectura a mano.”

Podría firmar mis libros M. Gallego Moro, así me quito de encima si soy hombre o mujer y así le añado un poco de misterio al asunto. Ya que hay dos personas llamadas Mercedes Gallego.”

Mi vida ha dado un giro de 180 grados, en el último año, he cambiado mi residencia a Madrid. Estoy muy contenta de estar en Madrid por estar cerca de mis familiares. Si nos juntamos todos superamos los 40, entre hermanos, hijos de sobrinos…”

“Tengo mucha suerte, la gente cuenta conmigo. Intento dejar en buen lugar a la persona que me ha invitado. Tengo facilidad de palabra, cierta ironía…”

“En el año 2006, con 60, decidí coger la jubilación porque ya tenía suficientes años cotizados, y escribí mi primera novela. Al principio, yo tenía un saco lleno de comas y parecía que las iba tirando, con el tiempo he ido aprendiendo.”

“Yo me levanto sobre las 8 con la taza de café en mano me pongo delante del ordenador a leer prensa, a cotillear en Facebook. Después me ducho, hago tareas de casa y a las 11 empiezo a escribir o leer. Me acuesto pronto me encanta leer en la cama. Duermo muchas horas, soy muy dormilona.”

Compartir la vida con personajes de papel me ha hecho menos sociable tal vez, pero también me ha permitido el placer de crear unos seres incondicionales que dependen de mí para su existencia y eso llena muchas ausencias.”

Antes participaba más en el mundo real. Pertenecía a asociaciones, compartía opiniones en clubs de lectura y frecuentaba eventos que a veces filmaba, pero todo ello quedó atrás porque necesito mi tiempo para crear.”

La tarde la dedico a leer; sigo a varios autores, y también a los que publican en Amazon. Lo único que puedo añadir es dar las gracias a todos los que me lean y si alguien compra mis novelas será como jugar al póquer y ganar.”

“Cuando decidí dedicar todo mi tiempo a escribir pensé que una página Web ayudaría a la difusión de mis novelas o al menos, ofrecería información sobre ellas y, perdiendo todo pudor, también sobre mí, la hice.”

Más vale caer en gracia que ser gracioso”.

“Cada uno ve las cosas según su propia concepción de la realidad y como la realidad no existe… existen tantas realidades como personas hayan para percibirlas “.

“Yo tengo un enorme cariño a Barcelona y a Cataluña. He vivido  40 años allá.”

“Soy aficionada a Facebook porque me gusta, pero siento una animadversión injusta por Twitter, a pesar de que muchos amigos postean mis novelas y soy consciente de que me ayudan a vender. Lo siento, soy muy emotiva y si algo no me gusta me cuesta horrores hacerlo. Me gusta Facebook porque me permite interaccionar con los lectores, siempre contesto a los mensajes y agradezco el interés que demuestran y la molestia que se toman al hacer una reseña de un libro mío.”

“Mis autores favoritos son tan extensosn como los de Windows. Mika Waltari, Alicia Giménez Barttlet, Thomas Mann, Milan Kundera… ¡Uf! No quiero citar actuales por si me olvido de alguno, aunque Alicia lo sea, pero no está en las redes. Me gusta también la poesía, Neruda, Mayakosvky, Machado, aunque era un poco machista, pero bueno, Miguel Hernández. ¡Ah! Y mis queridos poetas andaluces entre los que está mi padre, Tomás Gallego, García Lorca, Quintero y León…”

Cumbres borrascosas y Sinuhé el egipcio, me marcaron especialmente.”

Aspectos profesionales

“Yo no hago novela histórica, ese no es mi propósito, yo hago novela de evasión para entretenerse, no he querido meterme en sitios que no me corresponde.”

“Yo escribo novela policiaca. Pero en los tiempos que corren, ya no existe esa diferenciación entre policiaca y negra, existe la novela criminal, y allá donde hay una investigación y un delito, hay una novela negra, policíaca o criminal, como se quiera llamar, cada uno a su gusto.”

Lo primero que publiqué fue un libro de poesía pero es que a veces las cosas suceden, no pasan. Yo siempre he escrito, escribía para mí. Creo que antes de escritora he sido trovadora porque soy la mayor de varios hermanos y les contaba cuentos, que nunca escribía.”

“La coordinación cerebro mano la tenía hecha, y el día que me senté, en tres meses tenía escrita la primera novela o algo parecido.”

“En el momento en que yo pienso voy a escribir otra novela, empiezan a surgir temas, creo una ambientación y unos personajes, y ya me voy a dormir con ellos. Ellos empiezan a trabajar por su cuenta. Yo los pongo a trabajar en un cuadrante de mi cerebro, y en el otro cuadrante yo sigo planificando, y cuando ellos han decidido lo que quieren hacer, les doy forma. Soy prisionera de mis personajes y ellos deciden lo que quieren hacer.”

Mi última etapa laboral que por cierto me ha servido mucho para mi trabajo actual, me desentendí de la policía y de los cuerpos armados del mundo y me fui al CSIC, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, aquí trabajé en un Instituto de humanidades, me lo pasé muy bien porque tenía que maquetar libros, hacer carteles para exposiciones, preparar congresos, aquí trabajé con investigadores, con gente muy educada y correcta, la verdad es que daba gusto estar con ella. Les creaba toda la infraestructura de imagen y soporte de vídeo, fotografía digital y aprendí muchísimo.”

Quiero trasladar a mis personajes a Madrid, que es ahora dónde vivo. Pero es imposible traerme a los personajes de El asesino del ajedrez a Madrid.”

“Ha aumentado la calidad de los libros autopublicados. Estoy muy contenta de que haya mejorado. Desde que me bajé el primer libro autopublicado hace algunos años ha aumentado como en un 100% la calidad de los autores independientes “.

Estoy escribiendo tres novelas a la vez, la novela sobre el maltrato de la mujer está en mi mano. La de Ramona se ha colado, gracias a la gente, que quieren seguir con ella.”

Gracias de verdad, no como forma de cortesía, a los lectores tengo ilusión de escribir. Gracias a los compañeros que son generosos hasta morir, tengo grupos de amigos en Madrid y allí donde vaya.”

“Las novelas de la serie Candela Luque son mi comienzo y como tal, incluyen la ilusión de nacimiento de esta nueva andadura.”

Candela Luque, la protagonista de la serie, es una mujer procedente de la burguesía malagueña que abandona la casa paterna porque quiere vivir su propia vida, aunque para ello deba renunciar al nivel económico al que estaba acostumbrada. Al cumplir los 18 años concursa a unas oposiciones ingresando en el Ministerio de la Gobernación. Años más tarde, cuando un anodino ministro hace un llamamiento para crear un Grupo Especial de Policía Femenino, no duda ni un momento presentarse a él.”

Las series que escribo se inscriben dentro de un género policíaco clásico con algún matiz negro. La tranquilidad del lector queda compensada con la detención del culpable, aunque a veces no sea uno sólo, porque la vida no es lineal y  los delitos individuales muchas veces dependen de jerarquías que por regla general quedan impunes.”

“La serie de Ramona Cano ha nacido a petición de los lectores, a los que ha gustado mucho el grupo de personajes creados para ella.”

Yo de los concursos tengo muy mala opinión, de Amazon, de Planeta, de todos.  Ojalá y que sea limpio, pero hace mucho tiempo que no creo en Los Reyes”.

Pienso publicar alguna novela por editorial porque, al menos en España, te permite existir y que te inviten a alguna Feria o que puedas participar en eventos que organizan las editoriales.”

Estoy escribiendo tres novelas a la vez y un guion. Alterno la investigación con la escritura. Ramona se ha colado entre mis proyectos porque los lectores me lo están pidiendo.”

“El asesino del ajedrez es una novela policiaca, no negra, en la que la fantasía es el primer ingrediente, no está basada en ningún hecho, ni pretende denunciar nada. Se me ocurrió jugando en el ordenador una partida de ajedrez. En todo caso, siempre existe la crítica velada en toda obra policiaca y en este caso se vuelca en los llamados “Programas basura” de televisión, en los que el morbo es el protagonista, no la noticia. También en el afán de notoriedad de los mandos policiales, pero eso es sabido por todos.”

“El final de El asesino del ajedrez, novela que nació para ser única, no serie, condiciona bastante una segunda parte, pero es cierto que he recibido muchos mensajes pidiendo la continuidad, unos por simpatía a los personajes: el que más ha despertado ha sido Silvana, y otros, porque quieren saber qué sucede después de ese final abierto.”

Admito la crítica, pero que critiquen el aspecto más elogiado de esta novela: los personajes, me hace mirar con recelo algunas opiniones”.

“Las críticas que han criticado algunas erratas importantes, de puntuación o construcción de una frase y estoy en este momento poniendo a disposición de todos una versión corregida, que pondré gratis unos días para que todo el que quiera pueda hacerse con ella, las entiendo. Lo que no comprendo es que se critique uno de los aspectos más elogiados de la obra, los personajes, que ha dado lugar a que me decida a hacerla serie.”

“El grupo autores independientes que, sin serlo, nació cuando todos pudimos publicar nuestros libros en Amazon, ha demostrado desde el principio una gran solidaridad entre personas que no nos conocíamos y que pretendíamos lo mismo: llegar al lector. Nos hemos ayudado, no nos engañemos, esperando recibir apoyo y se ha conseguido. Cierto que existen críticas demasiado elogiosas entre nosotros, pero no falsas, porque hay un acuerdo no tácito de no decir nada cuando una obra no te gusta.”

“El escritor se ha movido entre sus grupos, ha sido solidario con los suyos y ha denostado a los que no eran de su ‘onda’. Hablo en general, claro, no se puede puntualizar sin ofrecer ejemplos y, aunque los tengo, no necesito más enemigos y no voy a darlos.”

Hasta 2012 no entré en el mundo de Amazon y la publicación digital, por lo que, al coincidir mi inicio como novelista con la crisis editorial, no encontré quién quisiera publicar mi obra. Esto me desanimó y tuve un parón de un par de años, que empleé en corregir y mejorar las novelas que ya había escrito y debo reconocer que se ha notado el cambio.”

“En unas, (El asesino), fue determinante la portada que creó Elena Blanco Moleon, de Eriginal Books. Al poco tiempo entró en el TOP 100 de Amazon y ahí seguiría si no hubiera sido por el concurso convocado, que ha alterado las cifras. Este éxito tiró de las otras llegando un momento en el que las cuatro estaban en el TOP. Quiero aclarar que me estoy refiriendo al TOP general de España, porque en la categoría de Policiaca y Negra, desde hace más de un año figuro entre las cien mejores e incluso he figurado en otros países, Alemania, Italia y Francia, entre otros.”

“Yo escribo siempre en castellano, nací en Alcázar de San Juan, Ciudad Real. Soy manchega y mi idioma materno es el castellano. La novela la leyó buena una amiga mía, Francesca Bou y me propuso traducirla al catalán. Lo hizo desinteresadamente y tuve la suerte de que la leyera también otra amiga, esta vez escritora, Maria Català, puesto que Francesca es médico y me ha asesorado en los tiros que reciben mis personajes, en cuanto a la descripción de trayectoria y aspectos médicos, pero no literarios.”

“El lector está dividido, hay sectores, generalmente más jóvenes que prefieren a Ramona Cano, pero a mí me gusta más Candela por razones obvias: es una proyección muy fuerte de mi persona. No la creé a mi imagen y semejanza, pero sí comparte muchos valores que yo tenía a su edad y que la vida te va haciendo abandonar. Ya no soy idealista, por ejemplo. Pocas cosas me conmueven a estas alturas y pienso, que después de luchar por una sociedad más justa en los años 70 del siglo pasado, y creer que lo habíamos conseguido, aumenta mi escepticismo ver lo que está pasando con la mayoría de la clase política, es decepcionante.”

“A veces perdemos de vista la realidad, que no es otra que la empresa editorial es ante todo un negocio y debe serlo, porque da trabajo a muchos profesionales. La eclosión digital ha perjudicado a esta industria y el lógico que busquen vías seguras. Tengo amigos en el mundo editorial que se lamentan de la cantidad de publicaciones que tienen que guillotinar porque no han cubierto ni la tirada mínima, en cuanto a ventas se refiere. ¿Esto quién lo paga? Luego está otra vía por la que se escapa el dinero, que es la de la distribución, pero ese es otro tema que daría para varias entrevistas.”

“En cuanto a la pregunta de si he recibido ofertas por la saga de Candela, debo decir que no. Y en cierto modo me ha sorprendido, porque en su día la ideé incluso para serie de Televisión. Tengo algún guión esbozado, porque se trata de una figura histórica que no ha aparecido en ningún sitio. Me refiero al Grupo Especial de Policía Femenino, que nació a raíz de una convocatoria en el año 1975 del, entonces Ministerio de la Gobernación, hoy Interior, para ver ‘si la mujer servía para policía’. El enunciado sería insultante hoy en día, pero en aquellos años las cosas eran así.”

“Yo creo que en España tenemos muy buen nivel de escritores en general, por consiguiente, de novela negra, también. Quiero puntualizar que a estas alturas, el Género es más conocido como Género Criminal, puesto que Negro obedece más a un pasado que lo llena de nostalgia. Me refiero a la colección francesa Polar Noire, fundada por Marcel Duhamel y de él lo tomó la novela americana, iniciada por Dashiell Hammett,  pero hoy en día, llamar novela negra a la novela de Stieg Larsson es un disparate, porque no tiene demasiada crítica social y sí mucho de delictiva.”

“La novela negra en su día, se separó de la policiaca precisamente por ese aspecto. Mi propio concepto del género es que en la novela policiaca el protagonista es el delito y en la negra, la sociedad. Sigo desde hace años, a son Alicia Giménez Barttlet, creadora de la serie Petra delicado, que no solo escribe novela criminal. Andreu Martín, Francisco González Ledesma, Lorenzo Silva y muchos más. “

Creo que ningún escritor descarta nada. De hecho he escrito relatos, poesía, algún artículo para revista femenina, pero me gusta el género policiaco. Me gusta leerlo y me siento muy cómoda escribiéndolo, se me da mejor idear una trama delictiva que un conflicto sentimental. Tal vez porque a lo largo de mi vida he vivido muchas experiencias que me han inclinado hacia el entorno policial.”

Aspectos sociales

“Yo no soy de nadie, ni de nada, creo en la libertad absoluta y en la disciplina, por supuesto. Te vas dando cuenta que nadie tiene razón y que la única cosa que realmente salvaría el mundo es un poco de vergüenza, de honradez y de decencia, ya que a los políticos lo único que les interesa es el dinero.”

“Yo vivo de todos los españoles. No conseguí que me mantuviera un español y ahora me mantienen todos, porque soy pensionista. Se está muy bien en casa cobrando todos los meses y haciendo lo que quieres, lástima que ya no venga acompañada con los años.”

“La Saga de Candela Luque, que arranca en 1976, años difíciles para España en los que se gestaron las leyes que hoy todavía nos gobiernan, aunque muchas vayan sufriendo modificaciones. La experiencia que relato es antigua, pero no vieja y el hecho de haber formado parte de una historia a la que la memoria histórica no ha llegado a ella pero la mía sí, me da cierta ventaja.”

“Candela intenta recuperar un hecho olvidado como fue El grupo Especial Femenino  que en su momento supuso un paso adelante en la igualdad de la mujer, algo que en 1974, cuando se llevó a cabo, incluso las mujeres eran reacias a contemplar.”

“Mi gusto por recrear momentos clave para la policía española, la centro en el año 2003, cuando el Estado traspasa las competencias en materia de Seguridad Ciudadana a la Generalitat de Cataluña. En ella el aspecto social apenas existe y su objetivo no es reivindicar nada, sino entretener y hacer pasar un buen rato a los lectores con tramas imaginativas y personajes que conviven entre sí con sus peculiaridades y vidas enredadas entre los delitos que investiga la inspectora, que sin proponérselo, se convierten en el modus vivendi de todo su entorno.”

“La estadística es la forma de hacer científica la mentira.  Esta frase la dije durante una discusión con mi profesor de Estadística.  “Te lo voy a demostrar: el pan produce cáncer: todos los que tienen cáncer comen pan. Es una manera de decir que usando las variables que te convengan puedes llegar a cualquier conclusión”.

“La saga de Candela Luque, novelas basadas en un hecho real en cuanto a la existencia del personaje se refiere, sí han necesitado una ardua lectura de documentos y libros sobre La Transición, porque aunque yo viví esa época y, de hecho está basada en mi experiencia directa, existen aspectos históricos que con el tiempo se olvidan y no quería cometer incorrecciones. Compré muchos libros sobre las décadas 1970 a 1990, aunque no los utilicé textualmente, sí volví a impregnarme de un pedazo de la historia que todos quisimos enterrar en el olvido para vivir felices.”

Fuentes