La mochila de Lola

Espacio para disfrutar de la información,
la belleza y la cultura.

Sabrás algún día

Te deseé como el sediento al agua.
Te engendré como Dios lo pensó.
Te imaginé sin haberte visto.
Y hoy te tengo, te arrullo, te beso, te vivo.

Llegaste para ser yo misma.
Eres parte de mí en tu libertad absoluta.
Laguna de mi realidad infinita.
Capullo de mi felicidad continúa.
Espina de mi dolor más fuerte.
Luz de mi existir aunque yo ya no exista.

Sabrás algún día,
Que la verdad nunca muere.
Que la ilusión nunca se pierde.
Que la felicidad se respira.
Que la vida hay que exprimirla.

Aunque te duela la herida
Aunque te lleve la pesadilla
Aunque te rindas en la partida.

Lucha, lucha y lucha.