La mochila de Lola

Espacio para disfrutar de la información,
la belleza y la cultura.

La magia y la realidad son una en Y si fuera cierto. Ambas se hermanan y contagian a cualquier humano que de forma compulsiva, lea sus páginas. Estas no se pueden abandonar hasta llegar al punto final, que con pena y una paz inmensa embargan tu ser hasta formar parte de tu esencia.

Una vez más, Antonia J. Corrales consigue que su palabras hechicen el alma y cuerpo de sus lectores.

Te transporta dulcemente al planeta de lo profundo donde las palabras son tesoros que traducen a tu inteligencia el significado de los sentimientos.

” Hacía años que se había ido yendo. Fue poco a poco, olvido tras olvido, hasta olvidarlo casi todo, menos mi voz y la canción de cuna que le cantaba cada vez que iba a verla...”

” Su abrazo me insufló calma. Fue una sensación tan cercana que me estremeció tanto como si fuese un reencuentro, como si ya hubiéramos estado juntas en otra ocasión. Como si nos conociésemos desde siempre. Incluso su olor, aquel olor a campo y vida que desprendía me resultó demasiado familiar y tranquilizador.”

Capitana experta, la autora consigue arroparte con sus frases, desbroza inquietudes, lava pensamientos, y enraíza ilusiones…

” Existimos a través de lo que amamos o tal vez de los recuerdos que se mantienen vivos. Deseos cumplidos que dan cabida a nuestra existencia.”

” Estoy seguro que le mató la pena y la ausencia de los suyos.”

” Necesita hacerlo para mantenerse con vida aquí. En este sitio la muerte se produce cuando dejamos de recordar, cuando nos olvidamos de nuestra vida anterior y de los nuestros.”

” Los hechos, las vivencias, los sentimientos, son lo único que da sentido a la existencia, el tiempo es una quimera, no es nada, nunca lo ha sido. Deja de existir en el momento en el que uno lo vive.”

La vida y la muerte son una moneda que gira continuamente, con sus dos caras te atrapa en cada página de Y si fuera cierto.

” Tal vez ni la muerte ni la vida sean como pensamos que son. La única explicación que se me ocurre a mí es que el lugar en el que estamos forma parte de otra realidad…”

” —Nadie sabe cuándo va a morir... Si dejas de recordar morirás en este lugar. Lo único que tengo claro es que quiero ayudarte. Este sitio está hecho de recuerdos y sentimientos, es algo que ya he comprendido. Ahora solo somos sentimientos y recuerdos, nada más. Si perdemos los recuerdos dejaremos de sentir y si dejamos de hacerlo moriremos.”

” Nadie debería morir sin haber visto el cielo en una noche sin luz.”

” Nos pasamos la vida intentando salir adelante, tener casas maravillosas. Nos rodeamos de enseres que solo sirven para regalar nuestros ojos y nos olvidamos de que la vida es otra cosa y siempre nos damos cuenta de ello cuando es demasiado tarde.”

” —No me di cuenta de lo mucho que les quería hasta llegar aquí —me dijo—. Vivía demasiado deprisa, como si quisiera ganarle tiempo al tiempo, ¡qué idiotez! El tiempo no espera a nadie y no se deja gobernar, nos gobierna. Pero da igual que sepamos que es así, que nos lo digan o nos lo demuestren cientos de veces, siempre se nos olvida. La memoria del ser humano es convenida y anárquica.”

” No nos queda más consuelo que recordar e intentar seguir viviendo.”

” No intenté aplicar la lógica, simplemente habité el momento.”

”¡Olía demasiado a soledad! A esa soledad que poco a poco va convirtiendo lo que te rodea en la nada, en esa nada hambrienta, destructiva y devastadora.”

” Del mismo modo, pequeñas acciones, o silencios determinados, pueden crear grandes cambios en nuestra vida y la de los nuestros. Consiguen establecer un futuro que quizás de otro modo no llegaría nunca a convertirse en presente.”

” Todas las tardes, antes de que el sol comenzara a caer en el horizonte, cerraba mi ordenador, me daba una ducha, me ponía los vaqueros, la chupa, me calzaba los deportivos y salía en busca de un pedazo de felicidad. Esa que cabe en un bolsillo, que no ocupa, pero llena de vida y magia el alma y el corazón.”

” Me sobrecogió ver tantas personas caminando por la acera en todas direcciones, su evidente prisa y la indiferencia con la que se cruzaban, como si no se vieran.”

El amor y los recuerdos son la argamasa de nuestras vidas, sin los cuales tan solo somos polvo…

” —El amor es lo único que hace que este mundo siga existiendo, ¿no cree? .”

El tiempo es el útero que nos acoge y el túnel que nos alimenta.

” Hacía tiempo que los dos, a pesar de vivir juntos, nos habíamos marchado uno del otro. Aunque nos mintiésemos, aunque lo negásemos, nos habíamos convertido en simples compañeros de piso, en amigos. Nada más. ”

” Hacía tiempo que el tiempo nos había separado.”

” El tiempo fue pasando sin tenernos en cuenta, dejándonos abandonados en el camino, en una esquina de su transcurrir, de su anarquía tan inconcebible como egoísta. Sin darme cuenta, sin proponérmelo, fui olvidándome de él, de sus estúpidos minutos, de sus horas, de los días y los meses que habían condicionado y matado mi vida antes de llegar a aquel lugar; de aquellos proyectos de futuro tan materiales como estúpidos, sin razón de ser, que envenenaron mi presente. ”

” Jamás, qué palabra más mentirosa. ”

” Una noche cualquiera como aquella en la que todo se hizo añicos de golpe. En la que parte de nosotros dejó de ser lo que era, lo que había sido hasta entonces. En la que el futuro se nos fue. ”

” —Sea como fuere procura vivir al límite. El tiempo es demasiado valioso y frágil. Se va tan rápido como viene. ”

” Volví a sentir la estúpida prisa que no deja vivir pero que, irónicamente, se adopta como forma de vida. Percibí como se escurrían las horas sin ser vividas. ”

Y si fuera cierto, es volver a casa o mejor no haber salido de ella. Es comunión de alma amiga y hermana. Es diluir esencias en un mismo frasco, vida pareja al unísono y magia en letras.

” Jamás le conté mi historia a nadie. Sabía que no me creerían. Nadie lo haría. ”

Espero que seamos muchos los que leamos, vivamos y respiremos esta historia maravillosa para que nos acostumbremos a vivir de verdad, subidos al tren de lo que realmente merece la pena, sin acostumbrarnos a lo demasiado hermoso, sin dejar que la magia nos abandone...

”La magia fue yéndose poco a poco y de puntillas, sin hacer ruido; del mismo modo en que llegó. Su marcha dejó los días sin luz ni color.”

Sin que nuestras vidas pierdan los

”Misterios que se van dando la mano, sin despedirse, entrecruzando sentimientos.”

y

”La sinceridad es muy valiosa Fabiola, no lo olvide. La mentira puede cambiarnos la vida, embarrarla hasta extremos que a veces no imaginamos."

Sin olvidar nunca que

”Lo peor no es el aislamiento, la carencia de libertad, lo más doloroso es el deterioro progresivo de los recuerdos."

”Aquí todo es sencillo, quizá demasiado. Parece mágico, ¿verdad?, todo menos la soledad que nos acompaña desde que llegamos.

Gracias de nuevo, Antonia J. Corrales por convertir en magia y sueños la realidad de nuestras vidas.